Secciones

Tu edición

Concellos eumeses piden auxilio ante la llegada de foráneos

El alcalde de Cabanas solicita apoyo militar para poder incrementar los controles de tráfico

La Voz de Galicia

El esfuerzo por evitar la llegada de foráneos a Galicia con motivo de la Semana Santa parece no estar dando sus frutos en algunas zonas de la comunidad. A pesar de que la Mancomunidade de Concellos de Ferrol -engloba a los ayuntamientos de Ferrol, Narón, Ares, Cabanas, Cedeira, Fene, Mugardos, Neda y Valdoviño- solicitó el pasado jueves apoyo a la Subdelegación del Gobierno, el alcalde de Cabanas, Carlos Ladra, lamenta la llegada de gente la madrugada del sábado. «Detectouse a presencia de persoas residentes en comunidades autónomas afectadas gravemente pola pandemia do COVID-19 e un notable ascenso da mobilidade nocturna de vehículos, en especial, na madrugada do sábado», denuncia el regidor. Ladra ha vuelto a transmitir su preocupación a la Guardia Civil a los representantes estatales a los que solicitó el apoyo militar para el control del tráfico. «Pedimos axuda para cubrir franxas horarias onde o noso único efectivo de Policía Local non pode cubrir e complementar os operativos da Garda Civil», pide Ladra.

También pide ayuda a la Subdelegación del Gobierno el alcalde eumés, Bernardo Fernández. En el caso de su municipio, el aluvión de foráneos se produjo el mismo día del anuncio del Estado de Alarma, antes de la entrada en vigor. «Haremos la solicitud para que extremen los controles por la noche», apunta Fernández.

 

Interceptados en Poio

Esta problemática se repite también en el sur de Galicia. Igualmente, el sábado, la Policía Local de Poio y la Guardia Civil de Tráfico pudieron comprobar cómo un cierto número de familias trataba de saltarse las restricciones del desplazamiento para acudir a segundas residencias en las que pasar la Semana Santa. Como, por ejemplo, un matrimonio ourensano que, a mayores, viajaban los dos en la parte delantera del coche. A pesar de los esfuerzos, la Policía Local advierte de que hubo visitantes que lograron eludir su vigilancia, ya sea porque dieron la vuelta al percatarse de los controles o porque consiguieron evitarlos aprovechando que los agentes estaban dando el alto a otros usuarios.

También tratan de blindarse en el Concello de Sanxenxo, otro núcleo en alerta por la población que recibe durante las vacaciones, con la coordinación de la Policía Local, Guardia Civil y la Brilat en los controles.

Etiquetas: Coronavirus Cabanas Tráfico Guardia Civil Ferrol ciudad Semana Santa Narón Cedeira Fene Neda Mugardos Poio Sanxenxo Brilat