Secciones

Tu edición

Una madre con coronavirus da a luz a un bebé sano en el hospital de Vigo

El pequeño fue prematuro y es el primer gallego que nace de una madre con COVID-19

Imagen de archivo de la unidad de neonatología del Cunqueiro
La Voz de Galicia

La crisis del coronavirus avanza, pero no todo son malas noticias. Una de las mejores se vivió este martes en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. Una mujer embarazada y enferma de COVID-19 dio a luz a un bebé prematuro. Los sanitarios corrieron a hacerle las pruebas del SARS-CoV-2. Al poco tiempo llegó el resultado: no lo tiene. El niño está sano, según confirman fuentes sanitarias. Es el primer gallego que nace de una madre con coronavirus.

La situación de las mujeres gestantes ha despertado un enorme interés en la comunidad médica. El coronavirus es un patógeno nuevo. Se sabe que tiene una afección mínima en niños y que los estudios hechos hasta el momento han descartado que existía contagio intrauterino, algo que se conoce como transmisión vertical. Sin embargo, todo es tan nuevo que la evidencia científica está en constante revisión.

Por eso, el primer nacimiento en Galicia con estas características no solo es una impresionante noticia para sus padres, sino que también acapara mucho interés en la comunidad médica. El bebé nació prematuro, en la semana 35 (el embarazo normal son 40), según fuentes sanitarias. Es un niño que pesa 2,6 kilos y permanece ingresado en la unidad de neonatología del Cunqueiro. Evoluciona bien. Se llama Fabio y su esperanzador nacimiento supone un alivio para las familias que esperan un hijo bajo la alerta sanitaria.

La madre también se encuentra estable, aunque aislada, porque todavía tiene que curarse del COVID-19. Esto ha hecho que el contacto entre ambos se haya tenido que limitar. Ella ingresó en los últimos días después de dar positivo en el virus. Los obstetras decidieron plantear la cesárea en previsión de que su delicada situación pudiese descompensarse. Además, supera los 40 años, de manera que el embarazo se consideraba de alto riesgo ya antes de la aparición del coronavirus.

Pero para los neonatólogos es un paciente más. Es un prematuro tardío. En la unidad de neonatología del Cunqueiro siguen con mimo cada caso, pero están acostumbrados. Solo el año pasado nacieron cinco bebés entre la semana 24 y la 25, al límite de la viabilidad, y diez que pesaban menos de un kilo.

En este caso, la vigilancia seguramente será especial, por las circunstancias. Pero no se esperan complicaciones. La madre se encuentra estable, según fuentes del hospital. El bebé nació por cesárea.

Los estudios que se han publicado hasta ahora sobre la transmisión del nuevo coronavirus en gestantes son limitados en número, pero todos concluyen que no hay transmisión intrauterina ni tampoco por la lactancia materna. Hasta ahora solo existen análisis científicos de contagiadas en el tercer trimestre del embarazo, más que nada porque hace tres meses no se había notificado la existencia del coronavirus. En Galicia hay más mujeres embarazadas que han dado positivo en el coronavirus, dicen fuentes sanitarias.

 «Lo mejor para la embarazada sigue siendo quedarse en casa, pero esto alivia»

 «Vamos a hacerle el seguimiento normal que hacemos a un niño pretérmino», indica el jefe de servicio de pediatría del Cunqueiro, José Ramón Fernández Lorenzo. Una vez que han constatado con alivio que el resultado de laboratorio es negativo para el coronavirus, es un bebé más: «Al principio siempre caen un poco de peso y luego recuperan». El niño estará unos días en la incubadora, pero respira solo y come. Lorenzo subraya el trabajo en equipo de los servicios del hospital. Y, como pediatra, lanza dos mensajes a las embarazadas: «La recomendación sigue siendo que no se contagien, y para eso lo mejor es quedarse en casa; pero casos como el nuestro pueden dar la tranquilidad de que no existe transmisión vertical».

La revista científica Frontiers in Pediatrics publicó esta misma semana un análisis de cuatro embarazadas que dieron a luz en Wuhan, el epicentro del nuevo virus. Los cuatro niños nacieron sanos y no tuvieron síntomas como tos o diarrea. Los cuatro también seguían bien cuando fueron dados de alta de su hospital. Tres de ellos dieron negativo en la prueba del coronavirus. Para el cuarto, sus padres no la autorizaron.

The Lancet también publicó en febrero una investigación con nueve mujeres y todos los bebés nacieron sin el virus SARS-CoV-2. En esa ocasión se tomaron muestras de líquido amniótico, sangre del cordón umbilical, las muestras nasofaríngeas y también de leche materna, y todas fueron negativas.

En febrero, Transnational Pediatrics publicó otro estudio en nueve puérperas, una de las cuales había dado a luz a gemelos. Las nueve madres tenían el coronavirus y también eran de Wuhan. De los diez niños, todos nacieron sanos (seis prematuros y cuatro a término). Uno falleció, aunque no se relacionó el deceso con el nuevo virus.  

Vigo monta un sistema para hacer la prueba del coronavirus desde el coche

Ángel Paniagua
Controles de coronavirus en el Meixoeiro desde el coche

La toma rápida de muestras permite al Meixoeiro desatascar a los saturados equipos que iban a las casas; algunos ciudadanos se presentan para que les tomen la muestra, pero solo se hace con indicación médica

Seguir leyendo
Etiquetas: Coronavirus Hospital Álvaro Cunqueiro Vigo ciudad CHUVI