Secciones

Tu edición

El meningococo, la bacteria con más infecciones graves en niños

Un estudio liderado por el CHUS demuestra que los menores de 5 años son los más afectados

La Voz de Galicia

Estudiaron los casos de casi tres mil niños ingresados por infecciones bacterianas graves en 98 hospitales de seis regiones europeas, con el fin de conocer qué microorganismos afectan más a los menores. Hasta en el 50 % de los casos los profesionales no fueron capaces de determinar cuál fue la bacteria causante, pero en el resto de los casos hay dos que destacaron por encima del resto, el meningococo, con un 9,1 % de los casos, y el neumococo, con el 7,7 %.

Esta es una de las conclusiones publicadas en The Lancet Child & Adolescent Health dentro de una investigación que lidera el CHUS y se enmarca en el macroproyecto europeo Euclids. Federico Martinón, jefe de pediatría del Hospital Clínico de Santiago, llama la atención sobre estos resultados «ya que tanto el meningococo como el neumococo provocan enfermedades prevenibles mediante la vacunación, lo que debe invitarnos a la reflexión», explica.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Las principales víctimas de estos microorganismos son además los niños más pequeños. La edad media en los casos en los que se presentaba una sepsis no llegaba ni a los tres años y medio -27 meses- mientras que en el caso de infecciones focales severas la edad media de los menores era de algo menos de cuatro años.

El estudio, además de hacer un análisis de qué bacterias afectan a la población pediátrica, cómo lo hacen y a qué edades, incluye una análisis mucho más amplio, «el estudio tiene como objetivo desvelar y analizar las bases genéticas de las enfermedades graves en los niños», apunta Martinón. Y es que aunque son agentes externos, estos microorganismos no infectan a quien quieren «sino a quien pueden en función de la dotación genética de cada persona», apunta el pediatra del CHUS. Al analizar los casi tres mil casos los investigadores encontraron que una historia familiar de infección bacteriana severa y la exposición al humo del tabaco causan más probabilidades de infección meningocócica en el menor, «un dato con implicaciones importantes para salud pública, incluyendo la necesidad de actualizar los calendario de vacunación y una mayor concienciación sobre los potenciales riesgos de exposición al humo de tabaco en niños», señalan los autores.

Antonio Salas, genetista y profesor de Medicina en la USC, lidera con Martinón este proyecto a nivel nacional y recuerda que los resultados del estudio confirman que hay que priorizar la investigación para comprender mejor la predisposición genética a infecciones invasivas como las producidas por estos microorganismos. De los tres mil casos de pacientes pediátricos hospitalizados en los tres años y medio que duró el reclutamiento del estudio, los síntomas clínicos principales fueron neumonía, en el 18?% de los casos, e infecciones del sistema nervioso central en más de un 16 %. La mayoría de los pequeños tuvo una evolución favorable pese a que un tercio requirió ingresar en unidades de cuidados intensivos pediátricos, y de ellos el 5 % falleció. Es decir, que las tasas de mortalidad tanto por sepsis como por infecciones focales graves son bajas en Europa pero porque los centros participantes son los que más investigación clínica realizan «pero no debe extrapolarse sin más a todos los países ni proporcionarnos una falsa sensación de tranquilidad», recuerda Martinón.

Tags: Vacunación
Ver Comentarios