La Voz de Galicia

Se salta el toque de queda en Pontevedra ebrio y en bicicleta

Pontevedra ciudad

L. Penide Pontevedra / La voz

Poco antes de las cuatro de la mañana del pasado martes una patrulla de la Policía Local detectó a esta persona

11 Mar 2021. Actualizado a las 11:10 h.

Un total de 1.600 euros por salir a dar un paseo en bicicleta. Ese es el montante económico de las multas impuestas a un pontevedrés que, eso sí, se saltó el toque de queda y dio positivo en el control de alcoholemia.

Ocurrió poco antes de las cuatro de la mañana del pasado martes cuando una patrulla de la Policía Local de Pontevedra detectó a una persona en bicicleta transitando por la plaza de Galicia. Debido a que está vigente el toque de queda derivado del estado de alarma por el coronavirus, los agentes procedieron a darle el alto para identificarlo percibiendo entonces que pudiera encontrarse bajo los efectos del alcohol.

De este modo, le requirieron para que se sometiera a la prueba de alcoholemia, la cual puso en evidencia que triplicaba el máximo legal permitido. Esto es, arrojó un positivo de 0,77 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Ante estos hechos, esta persona, según precisaron desde la Jefatura municipal de Pontevedra, fue denunciada por infringir el decreto que regula el estado de alarma «ao non ter xustificación por atoparse na rúa despois das 10 da noite», así como por «conducir, en este caso, unha bicicleta cunha alta taxa de alcol». Añadieron que las cuantías de ambas sanciones se sitúan en seiscientos euros en el caso de la primera, mientras que la alcoholemia conlleva una multa de mil euros.

 

Controles preventivos

Lo cierto es que esta intervención se produjo después de que el cuerpo municipal hubiese llevado a cabo la semana pasada una campaña para prevenir el consumo de alcohol y drogas al volante. Se establecieron diez puntos de verificación controlándose un total de 1.167 vehículos, de tal modo que se contabilizaron dos positivos por drogas y ninguno por alcohol.


Comentar