Secciones

Tu edición

Lo acusan de morder a un funcionario de Pereiro que lo reprendió por fumar

El imputado, que se enfrenta a una petición de un año de prisión, quiso generar preocupación en el trabajador diciéndole que le podía contagiar «el bicho»

La Voz de Galicia

La indicación de un funcionario de prisiones, que censuró a un interno el hecho de que estuviera fumando en un pasillo, no fue bien recibida por el recluso, que ignoró la petición y siguió fumando, después de decir que hacía lo que le daba la gana. Aquel prólogo dio paso a un incidente en el interior de la oficina a la que el interno fue conducido. Cuando lo cacheaban, según en su momento había denunciado el funcionario, se dio la vuelta, lo empujó, le dio un golpe en un brazo y, como remate de su actuación, mordió al trabajador del centro penitenciario en un dedo de su mano derecha. Por aquella actuación, sobre las diez menos cuarto de la mañana del día 25 de mayo del 2015, ha sido acusado de atentado y de lesiones el preso, que se enfrenta a una petición fiscal de condena de un año de cárcel y una multa de 360 euros, sin que el ministerio público haya formulado reclamación alguna de indemnización a favor del funcionario, que en su momento había precisado una única asistencia médica. Había estado un día de baja.

Por aquel incidente había sido vacunado el funcionario, toda vez que el ahora acusado le había dicho, según detalla la fiscalía en su escrito, que tenía «el bicho», es decir, que era portador de un virus contagioso en situaciones de contacto con sangre.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

La airada y violenta reacción del preso, negándose a dejar de fumar en un lugar donde estaba prohibido al tratarse de un espacio común no habilitado para ello, había obligado a intervenir a otros funcionarios de prisiones para poder reducirlo frente a las patadas y puñetazos que lanzó. Durante el posterior traslado desde la oficina hasta otra dependencia del interior del centro penitenciario de Pereiro, el ahora acusado había amenazado al funcionario haciéndole saber que conocía su domicilio y que lo mataría, a él y a su familia, si los encontraba en la calle.

Tags: Empleados públicos
Ver Comentarios