Secciones

Tu edición

Las cuatro claves para vender más a través de una página web

No siempre es posible contratar los servicios de un experto en diseño online, por lo que ofrecemos algunas pistas para convertir un dominio en internet en el mejor escaparate

La Voz de Galicia

Las páginas web pueden parecer una herramienta más dentro de la estructura de un negocio. Pero no lo son. Una buena presencia en internet puede ser un factor determinante a la hora de conseguir éxito empresarial. Encontrar nuevos clientes, afianzar la imagen de la marca o incluso mejorar la percepción de nuestros compradores habituales son solo algunos de los beneficios que una buena página puede granjearnos.

«Un diseño gráfico fuerte le da un gran valor a la empresa y no solo desde el punto de vista estético. También ayuda a atraer más gente al negocio a través de buscadores como Google o Bing. Refleja la personalidad de la compañía, la marca e, idealmente, conecta con los clientes e incrementa las ventas», explican en la web de diseño online 99designs.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Según recoge el portal BasePyme, una de las claves que debe perseguir toda empresa a través de su página web es precisamente en la de transformar al anónimo internauta que entra en nuestro dominio por curiosidad en un cliente habitual.

Pero lo cierto es que no siempre se disponen de los recursos para contratar a algún especialista que nos construya una web adecuada a nuestras circunstancias, por ello, y según recogen en BasePyme, existen cuatro claves que 99desings recomienda para diseñar con éxito nuestro lugar en internet.

1. Una página orientada a los beneficios. Nunca debemos olvidar que nuestro objetivo, ya sea en internet o en otros canales, es el de conseguir vender nuestro producto a más clientes. Por ello, nuestra página web debe estar centrada en demostrar a los clientes la forma en la que lo que vendemos cambiará su vida a mejor. Los expertos recomiendan convencer a los clientes pero sin «vender motos». Alardear sobre lo que vendemos puede acabar generando desconfianza: «Explicarle a un usuario cómo un producto va a solucionar sus problemas tiene una aceptación mucho mejor que contarle lo bien que funciona dicho producto».

2. La mejor opción es siempre la más sencilla.  Los expertos de 99desings lo califican como «dejar claro el call to action», o lo que es lo mismo: poner fácil a nuestro cliente la navegación por la web. Es más peligroso poner demasiadas opciones de navegación que pocas. Lo sencillo siempre será mucho más efectivo y los excesos de «florituras» pueden resultar caros. «Independientemente de que el objetivo sea que el cliente compre o que facilite su correo electrónico o número de teléfono, es imprescindible saber qué es lo que se quiere que haga y, lo que es más importante, no dudar en pedirle que lo haga», explican los diseñadores.

3. La web es uno de los mejores escaparates. Del mismo modo que la colocación de cada producto en el escaparate de nuestra tienda física tiene un tiempo de meditación por detrás, la página web debe ser pensada hasta el milímetro. A nadie se le ocurriría tener un escaparate descuidado, con productos en mal estado o con un caos y un desorden palpables. Por lo tanto, los comercios deben comprender que las páginas web son uno de los mejores escaparates existentes. En él se puede mostrar de una forma muy interesante todas las características de lo que vendemos. El objetivo es que nuestros futuros compradores comprendan qué es lo que les ofrecemos y que, sobre todo, se sientan tentados a pagar por ello.

Otro de los puntos de importancia capital es el del posicionamiento web. Cuando los clientes acuden a un centro comercial o a una zona de gran concentración de tiendas, los escaparates más llamativos y originales serán los que llamen la atención y finalmente acaben captando más clientes. Hay que saber estar colocados en un lugar estratégico y saber captar la atención de los clientes con un solo golpe de vista. En internet sucede algo semejante y es un fenómeno denominado como SEO. El posicionamiento estratégico en internet (en buscadores como Google) es básico para que triunfe nuestro negocio 2.0. La página de búsqueda debe ser capaz de reconocer nuestra web e incluirla en los resultados de las búsquedas de nuestros potenciales clientes: «El contenido no solo debe ser de calidad, también debe estar actualizado para que la empresa se posicione más arriba en los resultados de búsquedas».

4. Lo importante, siempre tiene que ser lo más visible. Parece algo básico pero no siempre lo es. La información más importante es la que siempre debe estar en la parte más visible de la página web. Los clientes no deberían tener que acudir al lugar más recóndito para poder enterarse de la información más esencial. 

Tags:
Ver Comentarios