Secciones

Tu edición

¿Quieres huevos? Cuida la gallina: el éxito de la experiencia de empleado

Francisco Fernández y Paula Martínez desarrollaron en el 2013 una plataforma web que fomenta hábitos saludables en las empresas; cinco años después, la «experiencia de empleado» es un modelo de gestión en auge en las firmas con más éxito del mundo

La Voz de Galicia

Cada año, diez trabajadores de DHL conocen una ciudad europea a costa de su empresa: el viaje pagado es solo para aquellos que mayores méritos hayan acumulado en la firma de paquetería. Los empleados del NH Hotel Group pueden probar gratis todos los menús que estrenan sus restaurantes y los de Altadis se entrenan en el equilibrio de mente, cuerpo y emoción en grupos de diez personas. Los directivos de JP Morgan son expertos en detectar signos de fatiga laboral en los miembros de su equipo y la consultora Xperience cuenta con un acuerdo con una startup de comida a domicilio para fomentar en su plantilla, a bajo coste, la alimentación equilibrada. En plena batalla por el talento, la felicidad es el incentivo: qué quiere el empleado, qué necesita, qué hay que darle para que esté satisfecho y motivado -convencido, cómodo, entusiasmado- y que traduzca su bienestar en productividad.

A esto hoy se le llama en las altas esferas de los recursos humanos «experiencia de empleado», tan importante -más incluso- como la del cliente, el mayor reto actual de esos señores que firman nóminas y que se dedican a seleccionar a los trabajadores de la compañía. Ahora también a cuidarlos con esmero.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

El enfoque es global, tal y como indica su nombre: una experiencia completa en la que todo cuenta, desde el lugar de trabajo físico, hasta los incentivos y las prácticas de gestión, pero especialmente la rutina diaria del empleado. Y de esto, en lo que tanto se dejan hoy los sesos los gurús del capital humano, se dieron cuenta ya hace cinco años Francisco Fernández y Paula Martínez. Observaban entonces con interés y curiosidad las prácticas corporativas de Estados Unidos, el Reino Unido y los países del norte de Europa, donde la empresa saludable era un modelo ya implantado y asimilado. «A pesar de que el salario sigue siendo un factor importante, los empleados ya no se basan únicamente en él para decidir dónde trabajar -señala Fernández, de 34 años-. Existen perfiles muy demandados y difíciles de atraer para una empresa. Es preciso un cambio de mentalidad que ponga al empleado en el centro y le permita desarrollar todo su potencial».

Vidahora se gestó en el 2013, una plataforma web y también app que fomenta hábitos saludables, ayudando a los trabajadores de una compañía a realizar su trabajo de una forma más segura y productiva. Se trata de un espacio online donde el empleado puede llevar el control de su actividad física, de la calidad de su ocio, de la alimentación o de su equilibrio emocional, enfocado este último especialmente a la creatividad y a la gestión del estrés. «Damos soporte a los departamentos de recursos humanos y prevención de riesgos laborales para que optimicen la atención al empleado y contribuyan a su bienestar -apunta el compostelano afincado desde hace años en Vigo-. Los empleados, que son los usuarios últimos de esta plataforma, cuentan con una asistente que recoge sus sugerencias manteniendo el anonimato, resuelve sus dudas sobre políticas internas y los aconseja en bienestar físico y emocional. Y las empresas, con una herramienta que, al automatizar parte de la atención al trabajador, reduce costes. Al mismo tiempo, reciben información agregada útil para la toma de decisiones». Recuerda que, además de ser más eficaz, un «empleado saludable» presenta menores tasas de absentismo.

De la curiosa comunión de la ingeniería -ambos fundadores son ingenieros- y el yoga -Paula Martínez es profesora- nació esta startup gallega que actualmente dispensa servicio a más de 10.000 usuarios. Trabaja principalmente con empresas grandes, de más de 200 empleados, un sólido listado de clientes de diferentes sectores en el que figuran desde farmacéuticas como GlaxoSmithKline o Roche a industriales como Bosch o cerveceras como Mahou San Miguel. A ellos les proponen plataformas personalizadas con asistencia en actividad física, alimentación, compromiso, equilibrio emocional o comunicación: trucos para mejorar el descanso, para gestionar el tiempo de forma eficiente; recomendaciones para planificar el menú, para esquivar las malas digestiones; consejos para fortalecer la espalda o para reducir la dependencia del tabaco; sugerencias para descansar mejor. Vídeos de relajación o recetas, juegos para tutorizar a nuevos empleados e introducirlos en la cultura de la empresa. Evaluación en tiempo real de la satisfacción laboral.

¿Y de cara al futuro? «Estamos comenzando a trabajar con modelos predictivos que puedan anticipar las necesidades del empleado».

 

Tags: Empresas
Ver Comentarios