Secciones

Tu edición

Calvo aplicará este año su sistema de máxima eficiencia a nivel mundial

La compra responsable y el desarrollo sostenible son los otros dos objetivos

La Voz de Galicia

 

El Grupo Calvo acaba de publicar el informe anual del 2017, un documento que recoge el desempeño y los impactos asociados a su actividad. Es un documento que resume lo principal en todas las áreas de actividad de las compañía en España, Italia, Brasil, Argentina, Costa Rica, Guatemala y El Salvador.

En la factoría de Carballo, la matriz de todo el conglomerado de empresas, está muy avanzado el CES (Calvo Excellence System), un modelo que este año se extenderá a toda la organización, lo que incluye todos los departamentos de todos los ámbitos geográficos. El sistema de gestión está basado en la mejora continua y en la optimización de los procesos para alcanzar la máxima eficiencia.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

La planta carballesa se ha convertido en el buque insignia de esta transformación, que está valorada en 25 millones de euros. Cuando haya terminado la instalación será centro de referencia para toda Europa. El horizonte es el 2020, pero buena parte del proceso estará listo este mismo año.

El rediseño integral del modelo productivo que se lleva a cabo en Galicia ha obligado a construir nuevos edificios y aumentar la superficie fabril en 5.000 metros cuadrados. Pero no todo es construcción y obra civil, lo principal es lo intangible, es una interconexión de todos los procesos que supondrá una revisión integral de la gestión de la información dentro de la fábrica, lo que incluye la trazabilidad.

Una de las principales novedades del año pasado es que desde noviembre el consumidor puede consultar la procedencia del atún que contiene cada lata. Esta información está disponible en la página web de Calvo y en la de Nostromo, la marca italiana del grupo.

El proyecto que desarrolla Calvo busca la excelencia a muchos niveles, incluida la responsabilidad social y la sostenibilidad. En el 2017 se creó un sistema de compras responsable basado en la iniciativa BSCI (Business Social Compliance Initiative) de Amfori, una asociación creada en 1977 que se ocupa de mantener valores en los negocios. La cuestión es que ahora todos los proveedores del Grupo Calvo tienen que firmar un código de conducta, que incluye la puesta en marcha de auditorías externas.

Además, durante el 2017 se buscaron los objetivos de desarrollo sostenible que estaban más próximos al negocio de la empresa y en cuáles podía influir. Lo hallado fueron cuestiones como trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura, consumo responsable y vida submarina. En el primer semestre del pasado año los siete atuneros de Calvo lograron una certificación de pesca responsable del atún a cargo de Aenor.

Tags: Conservas Calvo
Ver Comentarios