Secciones

Tu edición

Injerto capilar en Turquía: líder en el uso de la tecnología médica

Miles de visitantes tanto de Europa como de Medio Oriente, visitan cada mes Estambul para encontrar una solución definitiva a la calvicie

La Voz de Galicia

Gracias a sus cirujanos experimentados, sus equipos médicos de última generación y los precios bajos, cuestión que no es un detalle menor, Turquía logró imponerse como un referente mundial en lo que se refiere a las técnicas de implante capilar. Miles de visitantes tanto de Europa como de Medio Oriente, visitan cada mes Estambul para encontrar una solución definitiva a la calvicie en más de las 350 clínicas establecidas para este efecto. Sin lugar a dudas, la medicina de estética capilar está en auge, y representa para el país, un valor estimado de más de mil millones de dólares para la economía del país.

Ventajas de vencer la calvicie con la técnica turca FUE ZAFIRO

Más de la mitad de los hombres de más de cincuenta años, comienzan a padecer los síntomas de la calvicie. La mayoría de los que llegan a Turquía para encontrar una solución a la calvicie o alopecia, ya han probado con pocos resultados, otro tipo de tratamientos para impedir la caída progresiva del cabello, como shampoos de venta libre o el conocido medicamento Minoxidil.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

El injerto capilar en Turquía con CapilClinic  asegura que todo el procedimiento se realice bajo las máximas condiciones de seguridad que el paciente necesita para sentirse a resguardo una vez que llega a ese país.

Los injertos capilares en casi todas partes del humano son muy onerosos, y están fuera del alcance de la mayoría de las personas.

Pero la gran cantidad de clínicas que ofrecen este tipo de tratamientos en Turquía, hace posible que la competencia de precios sea alta, por lo que los precios disminuyen considerablemente.

Además, en la mayoría de los casos, el viaje para realizar un injerto capilar, incluye los traslados, la atención en la clínica, hotel cinco estrellas, chofer privado, traductor, tratamiento post operatorio, seguimiento del paciente en el país de origen, garantía del tratamiento y asistencia al viajero.

Entonces, lo que se puede deducir es que los injertos capilares en Turquía forman parte de una actividad que está en auge desde fines del siglo pasado, y que se llama turismo médico o turismo de salud.

A través del turismo de salud, las personas encuentran alternativas de tratamiento mucho más accesibles, fuera de sus propios países.

Para entender la diferencia económica, nada mejor que los números: mientras que en España un tratamiento de injerto capilar puede costar alrededor de 12.000 euros, en Turquía la cifra se reduce a 2190 euros. Una diferencia más que significativa, que encuentra sustento en que los materiales utilizados durante la operación no son muy costosos, cuestión que también se traslada a los médicos que realizan la intervención. Como en Turquía los salarios de los profesionales son mucho más bajos en comparación con otros países, el costo disminuye notablemente. 

En qué consiste una operación de injerto capilar en Turquía con la técnica de Fue Zafiro

Teniendo en cuenta el grado de alopecia del paciente, una operación de injerto capilar en la ciudad turca puede variar entre seis y ocho horas.

Previo a la operación, el paciente se somete a unos estudios prequirúrgicos, para determinar las condiciones de salud generales del mismo.

Después de una entrevista con el profesional, en la cual se le explica al paciente detalladamente todo el procedimiento con la intervención del traductor, ya solo queda la entrada al quirófano.

El procedimiento se puede dividir en dos fases:

  • Fase 1

Se duerme la zona a tratar mediante anestesia local. En esta etapa del proceso de realiza la extracción de los folículos pilosos, utilizando un punch de seis milímetros, en la parte posterior y lateral de las zonas donantes del paciente.

Esta fase requiere precisión y mucha concentración, por lo que puede llegar a durar cuatro horas. Una vez que el cirujano concluye, tanto el equipo médico como paciente, toman un receso de veinte minutos para descansar y comer un pequeño refrigerio.

  • Fase 2

Esta es propiamente la fase donde se injertan los folículos, realizando pequeños orificios en la zona receptora, para conseguir el máximo de densidad. Ninguno de los pacientes corre el riesgo que conlleva una anestesia general, y en todo momento, están conscientes del procedimiento, aunque no experimentan dolor.

El tratamiento de injerto capilar no deja cicatrices significativas, y al cabo de dos semanas, ya se puede notar una pelusilla en la cabeza, que seguirá creciendo durante los siguientes siete meses.

Para qué personas está especialmente indicado el tratamiento de injerto capilar con la técnica Fue Zafiro

Aunque hasta el momento no se han presentado contraindicaciones, los especialistas recomiendan esta intervención en pacientes con alopecia androgenética, personas que sufran pérdidas de cabellos masivas y localizadas y hombres y mujeres que padezcan de alopecia cicatricial. También es una alternativa muy eficaz para disimular las cicatrices o los resultados negativos de otros tipo de de transplante capilar.

Qué cuestiones tener en cuenta a la hora de contratar los servicios de una clínica especializada de injerto capilar en Turquía

Como en todas las cuestiones sanitarias, siempre es conveniente asesorarse y buscar referencias de las personas involucradas en la intervención.

La mayoría de los pacientes que han logrado buenos resultados informan que en todos los casos, contrataron el servicio con empresas que cuentan con una delegación en España, para poder contar con todas las garantías y que las operaciones se han realizado en hospitales, ya que las clínicas privadas en muchos casos no siguen los controles sanitarios correspondientes.

Al mismo tiempo, es fundamental que el equipo médico que realice la intervención sea cuerpo médico perteneciente al hospital, ya que se han informado casos de médicos que en forma particular alquilan un quirófano, por lo que el hospital no se hace cargo de ningún tipo de inconveniente durante y después de la operación.

Aunque los profesionales turcos reciben salarios más bajos en comparación con el resto de los profesionales europeos, están altamente capacitados. De la misma manera, los equipos que intervienen en los injertos capilares son de última generación.

A pesar de la inestabilidad que influyó en una merma del turismo tradicional, el gobierno turco decidió subvencionar este tipo de práctica para que se convirtiera en un motivo más de viaje para visitantes de otros países del mundo, que buscan desesperadamente encontrar una solución real a la alopecia. Todo parece indicar que lo ha conseguido.

 

 

 

 

Tags:
Ver Comentarios