Secciones

Tu edición

La Comisión Europea propone una guardia fronteriza europea de 10.000 efectivos

Juncker aboga por acelerar los retornos de los inmigrantes que no tienen derecho a permanecer en la UE y por crear vías regulares de acceso para los «cualificados»

La Voz de Galicia

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, abogó este miércoles en su último discurso del Estado de la Unión Europea por reforzar las fronteras exteriores con 10.000 guardias adicionales para el 2020. ¿El objetivo? Ayudar a los Gobiernos a vigilar sus fronteras. La medida permitirá que sobre el terreno las autoridades nacionales tengan apoyo comunitario. Juncker insistió en que la idea no es «crear una fortaleza europea», sino proteger mejor las fronteras externas; contar, de aquí a dos años, con 10.000 efectivos «listos para actuar».

La Guardia de Fronteras y Costas creada en el 2016, conocida también por su nombre anterior, Frontex, debe movilizar este año 1.300 efectivos y contar con una «reserva» de 1.500 agentes de fronteras nacionales y movilizables. La Comisión propone que alrededor de un tercio de los guardias fronterizos sean efectivos propios de esta agencia, a la que Bruselas quiere dotar de nuevas competencias en materia de retorno de migrantes y control fronterizo.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Juncker planteó asimismo este miércoles en Estrasburgo la revisión de la normativa sobre retorno, con el fin a acelerar las devoluciones de los inmigrantes que no tienen derecho a permanecer en la UE. Según la CE, en la actualidad la UE solo devuelve al 36 % de esos inmigrantes, por lo que resulta prioritario «intensificar» estas actuaciones. Para ello, quiere que las decisiones siempre se emitan en paralelo o inmediatamente después de una decisión que ponga fin a una estancia legal, y que haya procedimientos fronterizos «acelerados» para las personas cuyas solicitudes de asilo hayan sido rechazadas ya en su entrada a territorio europeo.

En paralelo, el presidente de la CE subrayó la necesidad de «abrir a la UE a la inmigración regular», para lo que consideró que hacen falta «vías legales» que permitan dejar entrar a los «inmigrantes cualificados».

Decir «no» a los nacionalismos

El máximo responsable del Ejecutivo comunitario reflexionó también este miércoles sobre el ascenso de nacionalismos y la ultraderecha: «Hay que decir no a los nacionalistas que detestan al diferente, los nacionalistas que solo buscan culpables en vez de buscar soluciones que nos permitan vivir mejor juntos». 

«El nacionalismo nunca ha resuelto problemas, solo los ha creado -recordó-. Aquellos que se quedan en su esquina nacional no pueden resolver desafíos globales. Creo que la razón de la UE prevalecerá y aquellos que quieren garantizar la paz y la prosperidad se opondrán a los populistas» en las elecciones al Parlamento Europeo del año que viene. Aprovechó Juncker el momento para deslizar una referencia a la política del presidente estadounidense, Donald Trump, al señalar que no estaba a favor de «un unilateralismo egoísta que desafía expectativas y frustra esperanzas». «Siempre lucharé por el multilateralismo», apostilló, y agregó que Europa «siempre será multilateral», también ante retos como el cambio climático: «El planeta nos pertenece a todos y no sólo a unos cuantos», dijo.

El presidente de la CE insistió en la necesidad de potenciar el papel de «actor global» de la UE y defendió incrementar el gasto en defensa «sin militarizarnos». «Europa es la guardiana de la paz. Debemos estar agradecidos por vivir en un continente pacífico, lo cual es posible gracias a la UE. Así que vamos a mostrar algo más de respeto a la Unión Europea», enfatizó. «Vamos a dejar de arrastrar su nombre por el barro y empezar a defender más nuestra manera de vida en común», concluyó.

Eliminar la propaganda terrorista en Internet en una hora

Otro de los objetivos que se fijó este miércoles el de Luxemburgo es que la Unión Europea logre eliminar la propaganda terrorista de Internet en el plazo de una hora. «Los europeos esperan que la Unión les proteja (...). Una hora es el período de tiempo a partir del cual se pueden crear mayores daños», dijo.

Ya el pasado mes de marzo el máximo responsable del Ejecutivo comunitario pidió a los proveedores de Internet como Facebook, Twitter o Youtube, a modo de recomendación, que retirasen ese tipo de contenidos en el plazo de una hora desde que las autoridades policiales y Europol les hubiesen alertado de ello. La CE dijo entonces que prefería que fuera de carácter voluntario, pero se mostró dispuesta a legislar si lo creía necesario.

También en materia antiterrorista, Juncker propuso reforzar la Fiscalía Europea, un proyecto comunitario para combatir delitos contra los intereses financieros de la Unión Europea del que actualmente forman parte 22 países, entre ellos España. «Tenemos que continuar con esa lucha transfronteriza porque los terroristas no conocen las fronteras», dijo Juncker, quien agregó que también quiere reforzar la lucha «contra el blanqueo de capitales».

Tags: Inmigración Crisis migratoria Comisión Europea Unión Europea Jean-Claude Juncker
Ver Comentarios