Secciones

Tu edición

Estudian prohibir el tabaco en las playas que quieran obtener la bandera azul

Galicia es la primera autonomía en iniciar una cruzada contra los fumadores en los arenales

La Voz de Galicia

Cuando el Estado de Nueva York prohibió en el 2011 fumar en sus 53 kilómetros de playas, los viejos vaqueros de Marlboro echaron pestes. Hoy muchos de ellos no descansan en las tumbonas sino en sus tumbas, víctimas del cáncer o de enfermedades cardiovasculares. En aquella época, Jesús Vázquez Almuíña era alcalde de Baiona y en el 2012 copió la iniciativa neoyorquina. «Me salió la vena de médico», recordaba el viernes. Así Baiona se convirtió con Niza en la primera playa europea en eliminar el humo del arenal. Hoy en Galicia suman ya 22, pertenecientes a 17 municipios.

La playa Barbeira de Baiona acogió el viernes el acto de presentación de la red gallega de playas sin humo, iniciativa puesta en marcha por la Consellería de Sanidade para promover playas que respeten y cuiden el medio ambiente. El vicepresidente de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac), José Palacios, señaló que va «a luchar para que la prohibición de fumar sea uno de los requisitos a tener en cuenta para la otorgamiento de las banderas azules». Actualmente hay 50 parámetros que se miden para conceder el galardón y la ausencia de colillas sería uno más.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

El conselleiro remarcó, delante del actual alcalde de Baiona, Ángel Rodal, y otras autoridades, que «los niños pasan muchas horas en las playas y si ven fumando a los mayores lo asocian a algo placentero «y no es así». Jesús Vázquez Almuíña destacó que el proyecto de playas sin humo es el primero que se impulsa a nivel de toda una comunidad autónoma. Galicia se ha convertido en pionera de una iniciativa en la promoción de la salud y prevención de la enfermedad. El Sergas recalca que la playa es un lugar lúdico para disfrutar de la familia, de la pareja, de la naturaleza, y donde el humo del tabaco no tiene cabida.

El conselleiro destacó que las campañas dan sus frutos, ya que en la actualidad fuma diariamente el 17,6% de la ciudadanía gallega, mientras que ese porcentaje en el conjunto de España es del 24%.

Las colillas de los pitillos tardan diez años en degradarse en el mar, a los que hay que añadir el tiempo que se acumulan en el área. Y la nicotina o el alquitrán son tóxicos para la vida marina, recordó Almuíña.

Aunque en los arenales sin tabaco hay carteles de advertencia no se impondrán multas ni habrá vigilancia. En la provincia de Pontevedra, las playas sin humo son, en Baiona, las de Barbeira, Os Frades, Ribeira, Concheira y A Ladeira; en A Guarda, Area Grande; en Marín, Portocelo; en Nigrán, playa de las Cañas y playa de A Madorra; y en Bueu, Area de Bon y Lapamán. Cangas ha dicho que se va a sumar pero no ha determinado dónde. En la provincia de Lugo, en Barreiros no se puede fumar en Coto; en Foz, en A Rapadoira; en Ribadeo, en Os Castros-Islas; y en Cervo, en O Torno.

En la provincia de A Coruña, en el municipio de A Laracha, la playa de Caión; en Miño, Perbes; en Oleiros, Bastiagueiro; en Ortigueira, en la playa da Concha y Morouzos; en Ribeira, Río Azor; y en Boiro, Barraña. También se ha sumado a esta iniciativa el Concello de Valdoviño, pendiente de determinar la playa.

Banderas sin levantar

Mientras, algunos arenales no pudieron izar el viernes sus banderas azules por no tener los socorristas necesarios -tener servicio de salvamento es un requisito imprescindible para poder lucir los distintivos-. Es el caso de la playa Grande de Miño o de las de Esteiro y Porto de Bares en Mañón. Mientras, el Concello de O Grove renunció a sus enseñas como protesta por tener que compartir con Sanxenxo la de A Lanzada. Adeac había concedido a este municipio otras cuatro banderas.

Tags: Jesús Vázquez Almuíña Xesús Vázquez Consellería de Sanidade Playas Sergas Tabaquismo
Ver Comentarios