Secciones

Tu edición

El Gobierno dice ahora que busca la fórmula de mantener el contrato árabe de Navantia

Las llamadas a la calma del Ejecutivo no tranquilizan a los trabajadores que anuncian nuevas medidas de protesta

La Voz de Galicia

La movilización llevada a cabo esta mañana por los trabajadores del astillero de Navantia en San Fernando (Cádiz) ante el riesgo de que Arabia Saudí cancele el contrato para la construcción de cinco corbetas, después de que el Gobierno manifestase su intención de revocar un pedido de suministro de bombas al país ha provocado la reacción del Ejecutivo, que llama a la calma. Sin embargo, el hecho de que no se hayan producido declaraciones contundentes asegurando el pedido continúa arrojando incertidumbre a los representantes sindicales. De hecho, los trabajadores volverán a reunirse el lunes y ya están barajando para el martes nuevas movilizaciones en la calle en todas las comarcas con presencia de Navantia, como las de la ría de Ferrol, para defender la obra.

Después de que en una comparecencia ante la comisión de Defensa del Congreso la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Margarida Méndez, asegurase que «hasta donde yo sé, el contrato sigue vigente y la fabricación sigue adelante», la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, transmitió un mensaje de tranquilidad, aunque sin la contudencia esperada. «Este Gobierno pretende y trabaja y creemos que conseguiremos una solución satisfactoria para todas las partes», afirmó.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

La plantilla del astillero de San Fernando había celebrado por la mañana una asamblea en la factoría, en donde acordó secundar movilizaciones en protesta por la amenaza de pérdida de esa obra y se han dirigido a la autovía CA-33, que mantuvieron cortada con pequeñas barricadas. 

El presidente del comité de empresa, Jesús Peralta, aseguró que la situación es «muy complicada», dando la ruptura del contrato por «oficioso». Además, exigió la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Desde Carcassonne (Francia), donde se encuentra de viaje oficial, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha expresado su preocupación ante la posibilidad de que se cancele dicho contrato y ha reclamado al Gobierno central que garantice el empleo en la bahía de Cádiz.

La confirmación de la firma del contrato de Navantia con Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas, en negociaciones desde el año 2015, se produjo el pasado mes de julio por un importe de 1.800 millones de euros, suponiendo una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas para los astilleros de Bahía de Cádiz, la ría de Ferrol y Cartagena y su industria auxiliar. 

El programa arranca a finales de 2018 y el último buque debería entregarse en el 2022. En cuanto a su impacto en empleo, se calcula que durante cinco años se generarían anualmente cerca de 6.000 ocupados directos e indirectos. De ellos, más de 1.100 serían empleados directos, más de 1.800 empleados de la industria auxiliar de Navantia y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores.

Tags: Ferrol ciudad Cádiz Navantia Sector naval
Ver Comentarios