Secciones

Tu edición

La central de Endesa recortará algunas emisiones en un 20 % este mismo año

La térmica logró el pasado ejercicio la mayor parte de los objetivos ambientales

La Voz de Galicia

La central térmica de Endesa en As Pontes está acometiendo un ambicioso proyecto de adaptación de sus instalaciones para adecuarse a los requerimientos ambientales europeos. Desde el pasado abril registra importantes obras de reforma que implicarán la construcción de nuevas dependencias y también la reforma de las ya existentes.

Aunque de acuerdo con las directivas comunitarias, los trabajos, en los que Endesa invierte alrededor de 217 millones de euros, tienen que estar terminados en el 2020, el proyecto tendrá repercusiones ambientales mucho antes. De hecho, la compañía del grupo Enel ha anunciado que tiene el objetivo de lograr durante este mismo ejercicio una reducción del 20 % de las emisiones específicas de óxidos de nitrógeno. Será posible por la implantación de un sistema de desnitrificación de gases de combustión, que forma parte de la columna vertebral del proyecto que está ya en ejecución.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

La disminución de los niveles de contaminación para este mismo ejercicio fue anunciada por el director de la central, Marcello Rinaldi, al presentar la memoria ambiental para este mismo ejercicio. En este sentido, afirmó que el desarrollo sostenible por el que apuesta Endesa «implica la reconciliación de la ecología y el crecimiento económico». Además, añadió: «La política de Endesa está plenamente integrada en su estrategia empresarial y asume el respeto y el conservación del medio ambiente, y el uso eficiente de los recursos como comportamientos fundamentales de la compañía».

Durante el pasado ejercicio, la térmica pontesa, que con 1.400 megavatios es una de las de mayor potencia del país, ha alcanzado el 92 % de los objetivos ambientales, según ha certificado Aenor.

La compañía informa de que la unidad productiva cuenta desde el año 2000 con un sistema de gestión ambiental y, cinco años después, con un sistema integrado de gestión, que incluye también la calidad del proceso productivo, la seguridad y la salud. Por ello, la totalidad de las actividades que se realizan en la instalaciones están auditadas por entidades externas. En este contexto, y en aplicación del Reglamento Europeo EMAS, se realiza anualmente una declaración ambiental, en la que se evalúa el cumplimiento de los objetivos marcados para el ejercicio y se establecen otros nuevos para el próximo.

Para el pasado año, la central pontesa tenía fijadas 46 metas relativas a equipos, tareas y comportamientos orientados a la mejora continua de la explotación. De ellas, cinco fueron aplazadas a este ejercicio, por diversos motivos. 

Distintas mejoras

Entre los avances conseguidos, Endesa apunta a mejoras en la red de vigilancia de calidad del aire y en el control de vertidos y gestión de residuos. También ha efectuado actuaciones encaminadas a minimizar el consumo de agua en las instalaciones de la villa, optimizar la gestión del carbón, potenciar las actividades de investigación ambiental y dotarse de una flota de vehículos limpia, con seis coches eléctricos.

Tags: As Pontes de García Rodríguez Endesa Empresas
Ver Comentarios