Secciones

Tu edición

Adiós a las pajitas y a los bastoncillos para los oídos: los plásticos que la UE quiere prohibir

La Comisión Europea presenta su plan para hacer desaperecer productos de un solo uso

La Voz de Galicia

Bruselas no quiere más pajitas ni más platos ni cubiertos de plástico. Tampoco varillas de globos ni bastoncillos para los oídos. Son los productos vetados por la Comisión Europea en su plan para reducir el consumo de plástico y la contaminación marina, un paquete de medidas con el que el Ejecutivo comunitario pretende reducir a la mitad desperdicios que en el 2030 supondrían costes de 230.000 millones de euros y la emisión de 3,4 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono (CO2).

Productos prohibidos

En primer lugar, la CE ha elaborado una lista negra de productos para los cuales, argumenta, existen alternativas «disponibles y accesibles económicamente». La prohibición -que se aplicará a bastoncillos, cubertería, platos, pajitas para beber, agitadores de bebidas y varillas de globos- supondrá la búsqueda de alternativas fabricadas «exclusivamente» con materiales sostenibles. Además, los envases de plástico para bebidas solo estarán permitidos si el diseño permite que las tapas y tapones siguen adheridos al resto del producto. «No quiero que se entienda mal. Estos productos no desaparecerán, solo se fabricarán con otros materiales», ha explicado en una rueda de prensa el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans. 

Reducir el consumo

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

En segundo lugar, Bruselas ha pedido a los socios comunitarios que reduzcan el uso de vasos y recipientes de comida de plástico. Podrán hacerlo estableciendo objetivos nacionales, poniendo a disposición del consumidor productos alternativos en los puntos de venta o asegurando que este tipo de envases de usar y tirar no se reparten de forma gratuita.

Obligaciones para los productores

El paquete de medidas también propone que los fabricantes de estos productos ayuden a cubrir parte de los gastos de gestión y limpieza de desperdicios. Asimismo deberán participar en campañas de concienciación sobre el uso de paquetes de comida, vasos y botellas de plástico, bolsas, colillas de cigarros, toallitas húmedas y globos. Y en el caso de los aparejos de pesca, asumir parte de los costes de la recogida en los puertos, así como su transporte y tratamiento. Estos materiales representan el 27 % de la basura de las playas.

Información clara en la etiqueta

El Ejecutivo comunitario sugierem además introducir nuevos requisitos de etiquetado de toallitas húmedas y otros productos sanitarios para informar a los consumidores de su impacto sobre el medio ambiente y sobre cómo eliminar estos productos. «Los plásticos de un solo uso no son una opción inteligente desde los puntos de vista económico y ambiental, y las propuestas que se presentan este lunes ayudarán a las empresas y a los consumidores a evolucionar hacia alternativas sostenibles -ha destacado el vicepresidente de la Comisión Europea para el Empleo, el Crecimiento y la Inversión Jyrki Katainen-. Europa tiene la oportunidad de asumir el liderazgo».

Tags: Unión Europea Medio Ambiente
Ver Comentarios