Secciones

Tu edición

Tiger 1200, una aventura sin fin

Más de 80 años lleva triumph fabricando motocicletas de la serie tiger, cuyos modelos más avanzados son la 1200 XC y XR. Todas y cada una de las innovaciones tecnológicas, mejoras del motor y prestaciones de calidad superior se han diseñado para ayudar a ofrecer una experiencia de conducción perfecta.

La Voz de Galicia

La nueva gama Tiger 1200 de Triumph ha dado varios pasos de gigante con importantes mejoras en ingeniería y tecnología. El resultado es una moto lista para la aventura, con aún más capacidad de respuesta, que combina un disfrute pleno en carretera y una confianza total fuera de ella. La característica silueta de la 1200 se reafirma con nuevos detalles en la carrocería y unos acabados de la máxima calidad. Paul Stroud, director comercial de Triumph Motorcycles, explica que han tardado cuatro años completos en desarrollarla y «se trata sin duda de las Tiger más aventureras que hemos fabricado».

Una de las claves es la considerable reducción de peso, que alcanza la cifra de 10 kilogramos menos respecto a la generación anterior. Esto ha sido posible gracias a una serie de mejoras aplicadas en el motor, el chasis y el sistema de escape que han permitido aumentar aún más la capacidad dinámica y de respuesta de cada modelo, además de mejorar considerablemente su agilidad y maniobrabilidad.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

El nivel de equipamiento ha crecido y tanto los modelos XR como XC incluyen faros led adaptativos (aumentan la intensidad luminosa en función del ángulo de inclinación en las curvas); pantalla TFT en color; mandos con retroiluminación; puños calefactados; el nuevo Quick-Shifter de Triumph, que permite subir y bajar de marcha sin accionar el embrague, o arranque sin llave en los modelos tope de gama.

El motor, profundamente actualizado, sigue siendo el de transmisión por cardán más potente de su categoría, con unos impresionantes 141 CV, y proporciona a la Tiger 1200 una respuesta más inmediata a bajas revoluciones. Rebosa de par y se complementa con el embrague asistido anti-rebote.

A estas actualizaciones cabe añadir las mejoras en el sistema de escape, que mantiene el inconfundible sonido tricilíndrico de la Tiger y resulta más ligero. Las versiones XC y la XRT llevan un silenciador Arrow de titanio con final y sujeción en fibra de carbono.

Un nuevo compuesto del asiento, el reposicionamiento del manillar y la geometría actualizada del chasis mejoran la ergonomía del piloto para disfrutar de una posición de conducción más dominante y el confort máximo en los viajes largos. Aunque es una moto que puede imponer por tamaño o peso, en la práctica resulta mucho más manejable de lo que uno puede imaginar, ya que el asiento de serie se puede ajustar en dos alturas y existe también un asiento bajo opcional. Y si todavía no es suficiente, la versión 1200 XRx Low, con una configuración específica de las suspensiones y el propio asiento, sitúa al piloto a solo 790 milímetros del suelo. Cualquier persona puede solicitar una prueba de conducción sin compromiso en los concesionarios Triumph de Galicia.

Por demás, la carga tecnológica de esta moto es de ensueño: módulo de medición inercial (IMU), ABS y control de tracción optimizados para curva, asistente al arranque en pendiente, acelerador electrónico y hasta seis modos de conducción para adaptar la moto al terreno con solo pulsar un botón. La pantalla con ajuste electrónico, los frenos Brembo y las suspensiones WP ajustables con la tecnología semiactiva de Triumph completan un conjunto al que solo falta cargar las maletas y el top box de aluminio para irnos al fin del mundo.

Tags:
Ver Comentarios