Secciones

Tu edición

Euskaltel sustituirá el cable de R por fibra

El grupo de telecomunicaciones invertirá 300 millones, la mitad en Galicia, para renovar las infraestructuras a través de una empresa de nueva creación: FibreCo

José Miguel García, consejero delegado de Euskaltel
La Voz de Galicia

El grupo Euskaltel, propietario de la cablera gallega R y de la asturiana Telecable, ha constituido una nueva empresa, FibreCo, a través de la que gestionará su infraestructura de fibra, y con la que está llevando a cabo un proyecto para sustituir el cable por la fibra en Galicia, Asturias y el País Vasco.

José Miguel García, consejero delegado de la teleco, avanzó que están llevando a cabo ya la primera fase de la actuación, que sumará en total inversiones que rondan los 300 millones de euros en dos años, la mitad de los cuales se ejecutarán en Galicia.

García detalló que se trata del «proyecto de despliegue de fibra más ambicioso de España y uno de los más importantes de Europa». Consistirá en la sustitución del cable que llega hasta dentro de las casas de los clientes por fibra. Pero no una cualquiera. El consejero delegado aclaró que se trata de la tecnología XGS GPON, la más avanzada del continente. La actual, añadió, «te permite llegar hasta máximo de un giga simétrico, con esta vamos a alcanzar los diez. Esto es muy importante para el cliente residencial, sobre todo, para el despliegue de 5G, y también para nuestras empresas». La modernización de la red ha comenzado ya con una primera fase de la que se han beneficiado unos 50.000 hogares «y vamos a seguir avanzando hasta llegar a la totalidad», subrayó García.

La instalación de esta red de fibra «más avanzada de Europa» se completará con el último grito en tecnología wifi del mundo, la 6 4x4. En ese sentido, el consejero delegado de Euskaltel destacó que serán el único operador a nivel europeo que lanzará esa wifi de última generación «a todos los clientes de Galicia, Asturias y el País Vasco». Con ella, «R se va a poner a la vanguardia en Europa», resaltó el máximo directivo de la compañía.

José Miguel García avanzó que conectarán a todos sus clientes y sin coste adicional para ellos. 

Buscar socio minoritario

Este proyecto de fibra se llevará a cabo a través de FibreCo. El consejero delegado del grupo subrayó que la filial nace para impulsar esa renovación de la red, y también para desarrollar nuevos negocios relacionados con las telecomunicaciones, que no quiso detallar todavía.

García reconoció que, además, FibreCo les permitirá «buscar la oportunidad de potenciales inversores». En ese sentido, admitió que «hay posibilidades, pero para nosotros lo importante es que el proyecto está en marcha, que la empresa de fibra está en marcha y nosotros encantados si se acercan a nosotros con interés porque es un proyecto muy bonito».

La llegada de un socio inversor permitirá a Euskaltel generar nuevos ingresos para financiar su plan de expansión nacional, iniciado en mayo del 2020, y el propio proyecto de fibra.

Las operadoras están acelerando sus planes de venta de infraestructuras para afrontar sus planes de expansión. Telefónica vendió recientemente su torres de telecomunicaciones, que gestionaba a través de Telxius, a American Tower por 7.700 millones. Vodafone va a colocar en bolsa parte del capital de Vantage Towers, su filial de torres en Europa. Y Orange, por su parte, acaba de crear Totem, filial que agrupa 26.000 emplazamientos en Francia y España, con el objetivo de buscar un socio inversor. Es el modelo elegido también por Euskaltel, el de dar entrada a otro grupo, pero de forma minoritaria, para mantener el control sobre la infraestructura.

Durante la presentación de resultados del grupo, García explicó que la nueva compañía de fibra permitirá ahorros anuales de en torno a 20 millones relacionados con la red y no descartó que pueda prestar servicio a terceros operadores terceros.

José Miguel García también avanzó la modernización del centro de datos en Galicia con la implantación de las últimas tecnologías. «Va a ser uno de los cinco más avanzados de Europa, y no lo vamos a tener ni en Madrid, ni en Barcelona ni en París, sino en A Coruña», adelantó el consejero.

El grupo de telecomunicaciones cerró el 2020 con 79,4 millones de euros de beneficio, un 28 % más que en el 2019, gracias al impacto de la expansión nacional con la marca Virgin y pese al impacto del coronavirus en la economía y la actividad. Además, alcanzó los 823.000 clientes en el mercado masivo, un 7 % más que en el 2019. 

Nuevo convenio

Las cuentas del grupo reflejan también la renovación del convenio colectivo en la empresa R. El presidente del comité, Javier Gómez, explicó que recoge una subida salarial anual por tramos, de entre el 0,35 % para los empleados que más cobran; y el 2,75 para los que menos. También incorpora un día más de vacaciones y 20 horas más de libre disposición, sumadas a los dos días de los que ya podían disponer. El convenio sienta las bases también para regular el teletrabajo.

R cuenta con 160 empleados. El año pasado absorbió Telecable, con otros tantos operarios.

Etiquetas: Telecable Infraestructuras Orange Vodafone Telefónica R Telecomunicaciones