Secciones

Tu edición

Defensa elude la autocrítica, pero afirma que la obra naval con Arabia no peligra

Robles desvincula el contrato con Navantia del de suministro de bombas al país

La Voz de Galicia

Fue su departamento el que aseguró hace una semana que el Gobierno paralizaría el suministro de 400 bombas láser a Arabia Saudí y el que mantuvo el silencio durante varios días pese la preocupación creciente sobre las posibles repercusiones que esta decisión podría tener sobre el contrato de construcción de cinco corbetas para el país firmado en Navantia. Pero en la tarde de ayer, la ministra de Defensa, Margarita Robles, compareció en el Senado sin rastro alguno de autocrítica. Acusó -sin dirigirse a ningún partido en concreto- de «irresponsabilidad política, cuando no de carácter electoral», el haber vinculado ambos contratos y haber «introducido el miedo en el cuerpo a los trabajadores de Navantia San Fernando de que el Gobierno los va a dejar abandonados», negando este extremo.

La ministra de Defensa aseguró, en este sentido, que el Ejecutivo «no tiene constancia de que ningún contrato que se vaya a realizar en Navantia San Fernando vaya vinculado a ningún otro de otra naturaleza» ni de que, por tanto, su ejecución peligre. Subrayó que Arabia Saudí «es un país serio», y lamentó que se haya sembrado entre la plantilla de los astilleros públicos españoles «una duda que se ha manipulado con una finalidad interesada».

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Margarita Robles apeló al compromiso de su gabinete con la creación de empleo industrial, en un sector, el de la defensa, en el que por cada euro invertido se logra un retorno de 2,5. «Tenemos una sensibilidad total con los puestos de trabajo», afirmó para tranquilizar a la plantilla del astillero de San Fernando, en donde se van a construir prácticamente en su totalidad las cinco corbetas para Arabia Saudí, valoradas en 1.800 millones de euros. «Que nadie tenga ninguna duda de que este Gobierno no va a dejar en la estacada a Navantia», subrayó.

En relación con el suministro de bombas láser a Arabia Saudí, la ministra explicó que, una vez que su equipo llegó al ministerio, se pararon todos los acuerdos y contratos para proceder a su revisión. «Hemos paralizado y examinado desde los grandes hasta los más ínfimos, como los de nueve millones de euros», afirmó, para admitir que el de suministro de las bombas está «en trámite de estudio». Recordó que el propio acuerdo -firmado en el 2015- recoge la posibilidad que «haya dudas entre las partes» y que, si sucede así, se establece un mecanismo de revisión. «Nosotros somos socios serios y fiables», añadió, aunque afirmó en reiteradas ocasiones que España va a actuar en el marco de las decisiones de las Naciones Unidas, en clara alusión al conflicto entre Arabia Saudí y Yemen.

Sánchez a los agentes sociales

Las declaraciones efectuadas por Robles en el Senado se produjeron horas después de una reunión mantenida por el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, y el secretario general de CC. OO., Unai Sordo, ante los que también descartó que peligre el desarrollo del contrato de construcción de las cinco corbetas. Se trata de un pedido esencial para la pervivencia de la compañía que preside Susana Sarriá, con una situación financiera delicada.

Sin embargo, los trabajadores del astillero andaluz no se fían de las declaraciones gubernamentales. «No nos vamos a creer nada hasta que no veamos la chapa», señaló Jesús Peralta, presidente del comité de empresa, que ya había pedido la dimisión de Robles. En Ferrol, ayer por la mañana se reunió la comisión permanente para abordar la situación, que acordó esperar a la intervención de la ministra para analizar, en los próximos días, la posibilidad de emprender nuevas movilizaciones.

«Las F-110 son una prioridad para este Gobierno»

En su comparecencia, que se extendió durante tres horas y cuarenta minutos, la ministra de Defensa aseguró que, en solo los cien primeros días de Gobierno, el Ejecutivo socialista ha desbloqueado «programas de importancia estratégica por 4.200 millones». En este sentido, anunció que en breve se concretará un pedido relevante para los astilleros de la ría ferrolana, el de construcción de cinco fragatas F-110 para la Armada española.

«Las F-110 son una prioridad para este Gobierno, un compromiso del presidente Sánchez que transmitió al presidente Feijoo, y en esa línea vamos a trabajar», afirmó la máxima responsable del mencionado departamento ministerial.

Aunque eludió abundar en detalles, Margarita Robles afirmó que el anterior Gobierno del Partido Popular había paralizado ese pedido, y aludió a un problema con el tipo de misil elegido para los navíos. «Nosotros ahora lo tenemos bastante cerrado, porque creemos que es bueno para la defensa nacional y para crear puestos de trabajo en Ferrol. Creemos que sería bueno que se hubiese hecho antes, pero preferimos mirar al futuro», subrayó.

La construcción de las cinco fragatas F-110 es el gran contrato que tiene en cartera Navantia Ferrol para los próximos años. Supondrá una década de trabajo y garantías de ocupación para unos 5.000 empleados directos de la factoría, además de constituir un programa presupuestado en 4.000 millones de euros.

También tiene trascendencia ya que en Ferrol se ha ligado su ejecución a la materialización de la transformación de la factoría para pasar de fabricar en una grada a hacerlo bajo un dique cubierto, poniendo en marcha procesos y equipos del astillero 4.0.

Sensibilidad con el empleo

La ministra de Defensa remarcó la aprobación de este ambicioso programa industrial en «la apuesta por el empleo industrial». Aunque ayer no concretó plazos, sí afirmó que su lanzamiento se produciría «muy pronto».

Tags: Navantia Margarita Robles Ministerio de Defensa Arabia Saudí Ferrol ciudad
Ver Comentarios