Secciones

Tu edición

Ron reclama «un gobierno estable» que dé «confianza» para asentar la recuperación

Alerta de las consecuencias que tendría el «brexit» y pide responder «con más Europa»

La Voz de Galicia

La compleja situación económica global, sumada al contexto político español, sobrevoló la cuarta edición del foro Pyme Galicia que organizan el Banco Popular-Pastor y La Voz de Galicia y que se convierte en un encuentro de debate sobre los desafíos de las pequeñas y medianas empresas de la comunidad. Ayer se citaron en el Museo de La Voz unos 200 empresarios, entre los que se encontraban los representantes de las 15 pymes finalistas de los premios que otorgan el banco y el periódico, y con los que se reconoce el trabajo subterráneo de esa Galicia que innova, que sale fuera, que no se detiene ante las dificultades y que está detrás del millón de trabajadores que hay en este territorio.

Pero la situación económica y política influye a esos empresarios. Y fue el presidente del Popular -que opera como Banco Pastor en Galicia- quien primero verbalizó ese desvelo. Apeló Ángel Ron a los dos desafíos más inmediatos: el posible brexit y las elecciones del 26J. A lo primero fue claro: «Hay que responder con más Europa». A lo segundo, igual de contundente: la fase expansiva de la economía que se ha empezado a ver en los últimos años solo podrá continuar «si se forma un Gobierno estable que traslade confianza a los mercados». Esa necesidad de que se conforme un Ejecutivo fue algo en lo que también incidió Santiago Rey Fernández-Latorre, presidente y editor de La Voz de Galicia.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Ron instó a esa estabilidad política que permitirá asentar la recuperación «en los próximos tres años, aunque será a un ritmo gradualmente decreciente», dijo, tomando las estimaciones del Banco de España. Y, matizó, aún queda para olvidar la crisis.

Pero antes de resolver el puzle español, Ron se fijó en el desafío de hoy en el Reino Unido, al que no puede ser ajeno ni España ni Galicia. «Contamos con una ventajosa posición en las relaciones comerciales con ese país. La posibilidad de un brexit podría perjudicar los flujos de comercio, porque disminuyan tanto la confianza como el poder adquisitivo, con una depreciación de la libra, de los consumidores británicos», adelantó. En todo caso, también quiso advertir que las consecuencias no serían inmediatas: «En el peor de los casos, los efectos finales sobre el comercio dependerán del modelo de relación bilateral al que lleguen ambas partes [Europa y el Reino Unido], y del tiempo que se demoren en alcanzar un acuerdo». 

El paro, desafío pendiente

Volviendo a casa, el banquero dejó claro -lo repitió durante varios momentos de su discurso- que el principal desafío al que se enfrenta el país, y que tendrá que asumir el Gobierno que salga el domingo, es el desempleo: «Tenemos una tasa de paro de paro superior al 20 %, y en el que resalta el de larga duración. Nos encontramos ante un problema que los gobiernos que se han sucedido durante décadas no han podido resolver».

Una gran parte de la solución vendrá de esos empresarios que le escuchaban, y para los que demandó más flexibilidad por parte de las Administraciones. De entrada, para poner en marcha una sociedad. «La creación de empresas se ve dificultada por la abundante normativa autonómica y municipal, los trámites para la creación de una empresa sitúan a España en una posición desfavorable, en la posición 82 en las clasificaciones internacionales, bastante alejada del Reino Unido, Francia o Italia», señaló.

Para el gallego Ángel Ron, el desafío del paro tendrá que ir acompañado de otros tres puntos ineludibles para el próximo Ejecutivo: la consolidación fiscal, la moderación de la deuda y el impulso de la competitividad de las empresas, «tanto con mejoras de su productividad como por el incremento del tamaño de las pymes». Para ello esbozó algunas recetas como un fuerte ajuste del sector público. «Y debería entrar dentro de las prioridades de la política económica alcanzar un equilibrio presupuestario duradero», agregó.

En definitiva, tomar decisiones, recordó, como las que han afrontado muchas de las empresas presentes en el foro. «En entornos tan complejos como los actuales hemos aprendido que los gestores debemos saber anticiparnos a los acontecimientos y dar la mejor respuesta posible».

Santiago Rey Fernández-Latorre: «Basta de irresponsabilidades»

Comenzó Santiago Rey Fernández-Latorre confesando que se encontraba «muy a gusto» entre los emprendedores que se citaron en el Museo de La Voz. «Muy a gusto entre los que arriesgan, quizá porque pertenezco a esa raza», añadió el presidente y editor de La Voz de Galicia para explicar esa defensa de la pyme gallega. Un grupo que es, dijo, «cada día más necesario». «Y sin embargo -añadió dirigiéndose a las decenas de empresarios reunidos- padecéis amenazas de toda especie».

En ese contexto, el editor del mayor grupo de comunicación de Galicia también quiso reflexionar sobre los meses sin timón en España y la amenaza de la inestabilidad política. «Nadie entiende que tengamos el país parado, sin necesidad, desde hace meses. Pero menos que nadie, vosotros, los pequeños y medianos empresarios, los que ven peligrar sus proyectos o, en el mejor de los casos, se ven obligados a ejercer su difícil desempeño con una incertidumbre añadida a las muchas que de por sí ya comporta toda iniciativa económica». Se refería a esa incertidumbre extra, la política, que Santiago Rey espera tenga fin dentro de unos días: «Confío en que las elecciones del próximo domingo nos aboquen solo a una breve prórroga del estancamiento: lo justo y solo lo justo para que tome posesión un nuevo Gobierno». «Basta de irresponsabilidades», clamó en un escenario en el que también había representantes políticos e institucionales de toda Galicia, desde el presidente de la Xunta hasta rectores de las universidades gallegas, máximos responsables de organizaciones empresariales y multinacionales...

 

El editor de La Voz aprovechó para felicitar públicamente al presidente del Popular por lograr completar, incluso con exceso de demanda, la ampliación de capital de 2.500 millones de euros.

 

«Son los que arriesgan»

Fue el responsable en Galicia de esta entidad, José Manuel Hevia, quien cerró el evento poniendo de manifiesto «el ejemplo» que suponen para Galicia las pymes: «Son los que más arriesgan y más luchan por sus ideas». El directivo del Pastor animó a los empresarios a seguir dando pasos adelante. «Galicia -explicó- necesita internacionalizarse para ser más competitiva y la única manera de lograrlo es a través de sus empresas. Para alcanzar alianzas, para operaciones corporativas, para lanzar productos nuevos, para innovar, la empresa gallega que tenga presencia internacional tiene unas cartas de negociación superiores a las que no tienen inversiones fuera».

Feijoo reivindica el valor de la marca Galicia en la economía

Tomando como ejemplo el anuncio televisivo en el que la Xunta publicita los valores turísticos de Galicia para atraer visitantes en la campaña estival, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, reivindicó ayer el potencial que esa marca Galicia tiene también en el terreno económico, con las empresas de la comunidad como grandes embajadoras. «Estamos a consolidar unha nova Galicia que xurde como consecuencia da reflexión, na que as empresas foron quen de amoldarse ás novas esixencias do mercado», reivindicó el jefe del Gobierno autónomo durante su discurso en el IV Foro Pyme Galicia.

Feijoo, que destacó que «en Galicia hai vida intelixente dente o punto de vista económico», repasó, una a una, los méritos de las cinco compañías galardonadas y respondió a las demandas que antes le habían planteado los empresarios en sus discursos. Asumió la necesidad de crear un entorno más favorable al emprendimiento y se comprometió a impulsar el sector primario con el argumento de que, «sen autonomía alimentaria, un país é máis dependente». Para el presidente de la Xunta, «dicir que hai menos explotacións gandeiras non é necesariamente un mal indicador cando se produce un 15 % máis de leite que hai cinco anos», ya que eso indica que se está consiguiendo que las granjas ganen tamaño y produzcan más con menos recursos, igual que las mejores empresas.

Las cinco firmas premiadas prueban, a juicio de Feijoo, que no es necesario recurrir a grandes cifras para ilustrar que «hai en Galicia un novo tecido empresarial máis competitivo, diversificado, internacionalizado e con capacidade innovadora». Empresas «cunha determinación enorme para saír adiante, con viveza e audacia para amoldarse ás necesidades do futuro e unha enorme capacidade de traballo».

Pero también habló de macroeconomía para presumir de la fortaleza de Galicia, con 36 meses consecutivos de descenso interanual del paro y una deuda pública por debajo de la media de las comunidades españolas. Logros que vinculó a la «estabilidade política, social e económica» que reivindicó para consolidar el crecimiento y contra la que opuso la amenaza de los «movementos populistas en Europa».

Tags: Banco Popular Alberto Núñez Feijoo Ángel Ron
Ver Comentarios