Secciones

Tu edición

Ganaderos de A Estrada, indefensos ante los continuos ataques del jabalí

Los animales destrozaron varias hectáreas de cultivos en Santeles y Codeseda

La Voz de Galicia

El Sindicato Labrego Galego (SLG) ha iniciado una campaña en A Estrada para visibilizar los daños que produce la fauna salvaje en las granjas y cultivos locales y la indefensión que padecen los agricultores y ganaderos.

En Santeles, Xosé Manuel Gestoso calcula que el jabalí se ha llevado por delante el 10 % de su cosecha de maíz. «Boto trinta hectáreas de millo e, como mínimo, tres hectáreas se las papa el jabalí», lamenta. «Agora estase vendo que isto é unha plaga. Haberá que tomar medidas. Eles son os que soltaron os animales e nos somos os que os temos que manter e pasar traballos e penurias con eles», critica. «A nós estropéannos os cultivos ano tras ano e non temos a nadie que nos dé unha solución. Eu non quero que me pagen, quero que me eliminen o problema. Terán que axudarnos dalgunha maneira», comenta el ganadero.

 

Aburridos de denunciar

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

El ganadero quiso responder a las afirmaciones lanzadas desde la Xunta de que hay pocas denuncias: «É normal. Estamos aburridos de denunciar. Algúns pediron axuda e concedéronlla; a outros, non. E pagan tarde, mal e arrastra, supoñendo que paguen. Diante dunha denuncia de ataques ou presenza de xabarís, a Xunta debería actuar de oficio e con carácter de urxencia: permitir batidas, trasladalos de lugar, o que eles queiran, pero solucionar o problema, non mirar para outro lado. Algunha solución teñen que buscarlle, porque isto só pode ir a peor», asegura. «Imos ter que abandonar as explotacións. Así non damos vivido», advierte Xosé Manuel.

Entretanto, en Codeseda, la granja de Rosa Basteiro también ha sufrido daños semejantes, pero en su caso ampliados a los prados de hierba. En cuanto al maíz, de nada le ha servido tener las plantaciones rodeadas con un pastor eléctrico doble, aunque este no ha sido el peor año de destrozos. «A administración fai ouvidos xordos ás nosas queixas e sentímonos totalmente indefensos», se queja Rosa. «O xabaril estraga os regadíos, os prados, o millo, as patacas, a horta... Levamos padecendo este problema 25 anos. Aquí sementabamos centeo, avea e outros cultivos que tivemos que deixar de botar porque o xabaril non nos deixaba nada», cuenta.

En cuanto a las ayudas, la ganadera solicitó compensaciones de la Xunta por daños hace dos años y aún no ha recibido respuesta.

Tags: A Estrada Xunta de Galicia
Ver Comentarios