Secciones

Tu edición

Oleiros en Buenos Aires cumple 100 años

La entidad fundada en 1918 por emigrantes llega al siglo de vida con 400 socios

Banquete del 60.ª aniversario de la asociación
La Voz de Galicia

Las familias oleirenses celebraron en Buenos Aires una vieja tradición centenaria arraigada desde la venida misma desde la tierra ártabra: reunirse cada fin de semana en la sede de la calle Piedras 848, en el barrio porteño de San Telmo, tal como hacían sus padres y abuelos, para honrar y añorar a Galicia desde las entrañas mismas de la emigración.

Esa fuerza incontenible, profunda y sentimental, llevó a la Asociación Hijos del Ayuntamiento de Oleiros en la capital argentina a festejar hoy sus primeros cien años de vida institucional. Creada en 1918 por un grupo de oleirenses que además de añorar profundamente a su tierra y aldeas, de modo colectivo y unívoco, establecieron una base institucional para «proteger» al recién llegado desde la comarca de A Coruña y «repatriar» al paisano en caso de necesidad.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Cristina Freire, una de los 400 socios de la asociación, evoca la emoción de aquellos encuentros: «En las viejas fiestas en Oleiros, todos eran gallegos, todos hablaban en gallego y todos se conocían del pueblo. En Argentina formaron una barra de amigos que todos los fines de semana se encontraban para comer, cantar, bailar e informarse de lo sucedido en Galicia. Aquí pasaban horas y horas juntos».

Testigo de esos festejos fue el restaurante El Refugio, nombre que emula al establecimiento ubicado cerca de la casa consistorial en Oleiros. Hoy el local gastronómico abre de lunes a sábado, de 20 a 24, y ofrece abundantes y suculentos platos españoles que aportan parte de los ingresos necesarios para sostener la entidad. El resto de los gastos se completa con el aporte de los socios, ya que la asociación no recibe asistencia ni del Concello ni de otro organismo oficial.

Nahuel Espiño, hoy presidente de la centenaria asociación, afirmó: «Estamos muy contentos de trabajar y mantener la actividad en Oleiros de Buenos Aires, y festejar el centenario con una gran paella y mucha música gallega» en un escenario que vio nacer al grupo folclórico Xeito Novo y también disfrutó con las coloridas actuaciones del gaitero de Pesqueiras, Manolo Sampayo, y su mítico conjunto de charanga. 

Antiguos socios

«Actualmente estamos haciendo refacciones en el edificio y también buscamos el acercamiento de los antiguos socios y sus familias. A este local de Piedras venían mis padres y mis abuelos: recuerdo las fiestas a las que me llevaban cuando era chico», rememora Nahuel.

Con mezcla de marineros y labradores, comentó Cristina Freire, «eran nostálgicos, siempre en Buenos Aires pensaban en Oleiros. Tenían pura morriña. Además se conocían todos. Cuando sonaba una muiñeira, movían los pies. Recuerdo a mi tío Julio Freire, exmúsico de la Banda Municipal de Oleiros que tocaba la pandereta. Le encantaba bailar con su mujer y lo hacia de manera desenfrenada. Animaba la fiesta, todos hacían ronda para verlo».

«Con Sampayo y su conjunto, los viejos, los gallegos, pasaban horas bailando. Eran muy lindas las fiestas en Oleiros. Todos revivían y cobraban fuerzas para trabajar toda la semana como obreros o comerciantes hasta que llegaba nuevamente el siguiente fin de semana», recuerda Cristina.

Otra joven, Rocío Carlevaro, secretaria de la Asociación de Oleiros en Buenos Aires, expresa que «es un honor y una alegría seguir los pasos de mi abuelo, oriundo de Condús. Desde chica mi abuelo nos llevaba a las fiestas. Vino en 1940 y toda su vida era la sociedad. Se me pone ahora la piel de gallina participar y organizar la fiesta del centenario de la institución: todos estamos con los sentimientos a flor de piel».

Tags: Oleiros Buenos Aires Emigración Argentina Comarca da Coruña
Ver Comentarios