Secciones

Tu edición

El marisqueo noiés regresa a la actividad pendiente de los precios

Más de 1.600 productores inician una campaña con peores expectativas que la pasada

La Voz de Galicia

Después de una campaña en la que se alcanzó el techo de facturación, el regreso a la actividad de los mariscadores de Noia llega marcado por unas expectativas más bajas que las que se presentaban hace un año. En esta ocasión, los muestreos realizados evidencian que el berberecho de primera y segunda categoría -el más codiciado por los compradores- no abunda, así que llegar al final de la temporada de trabajo en las concesiones noiesas hablando de éxito dependerá en buena medida de las cotizaciones.

En los bancos naturales gestionados por la cofradía de Noia hay abundancia de bivalvo, sobre todo del de tercera categoría, y de su rendimiento dependerá el precio que alcance en la subasta. De entrada, en el pósito, aun reconociendo que las cotizaciones previsiblemente serán más bajas que en el inicio de la campaña del año pasado, se muestran confiados, puesto que el berberecho extraído de sus concesiones tiene a su favor que existe una elevada demanda de un bivalvo que prácticamente está desaparecido del resto de las rías gallegas y contra el que el marisco llegado de fuera no puede competir en calidad.

 

Reducción de topes

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Una de las novedades de este año es que se produce una reducción de los topes con respecto a la campaña pasada. Tanto los mariscadores de a pie como los de a flote podrán capturar cinco kilos de almeja japónica, tres de babosa y tres de fina -frente a los cinco fijados como cupo para las tres especies al inicio de la actividad el año pasado-, mientras que para los rañeiros que trabajan a bordo de embarcaciones hay un cambio destacado con respecto a la extracción de berberecho. Si hasta ahora se establecían idénticas cantidades para todos los tripulantes, en esta ocasión el primer y el segundo ocupantes podrán llevar a tierra 30 kilos de bivalvo, mientras que el tercero solo podrá sacar del mar diez.

En este contexto, más de 1.600 productores volverán a coger los rastros y a vestir el neopreno para ir a faenar mañana. El viernes pasado, la actividad en la lonja y en el puerto de Testal era intensa para tener todo listo de cara al inminente inicio de una de las campañas marisqueras más importantes. A las nueve de la mañana están citados para ponerse manos a la obra mariscadores de cuatro cofradías: Noia, Muros, Portosín y Porto do Son, a los que previsiblemente se sumarán profesionales llegados de otras rías.

Número impreciso

No hay un número preciso, pero al pósito le consta que, igual que en los últimos ejercicios, un buen número de armadores han alquilado sus lanchas: «A xente vén a traballar e nós non temos ningún problema, nin podemos facer nada porque as embarcacións son de seus donos», indicaban a este respecto fuentes del cabildo.

Tags: Marítima Subasta Rías gallegas Noia Porto do Son Muros
Ver Comentarios