Secciones

Tu edición

Guerra vecinal contra las heces de los perros: «Si te vemos, te denunciamos»

En Vilagarcía han empapelado un plaza con una advertencia para quienes no se hacen responsables de sus canes

La Voz de Galicia

Imagínese levantarse un día, salir a la calle, y encontrarse con que, a cada pocos pasos, hay depositadas unas heces caninas. Sería una pesadilla digna de una interpretación freudiana si no fuese porque no se trata de un mal sueño. En Vilagarcía -como en casi todos los municipios de la comarca- son muchos los propietarios de perros que aún no acaban de asumir que, cuando el animal hace sus necesidades, deben doblar la espalda y limpiar lo que su mascota ha ensuciado. El problema, dicen desde los ayuntamientos, es de difícil solución. Y debe de serlo, porque es un mal generalizado contra el que un grupo de vecinos de Vilagarcía ha decidido rebelarse.

Nos vamos a la Avenida López Ballesteros. En concreto, a una pequeña plazoleta situada junto a la estación de autobuses y la entrada trasera del colegio de A Escardia. Sobre ese espacio, en el que los árboles han construido una agradable sombra, se abre un edificio de tres bloques. Quienes lo habitan están hartos de tropezar, nada más poner un pie en la calle, con heces de perro. «Es todos los días. Hasta hay muchas veces que en la galería, justo delante de la puerta, nos encontramos con excrementos. Parece que lo hicieran a posta».

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Quien habla es Tere, una de las residentes en este inmueble. Matiza, enseguida, que la culpa no es de los animales, que hacen sus deposiciones donde pueden, sino de unos propietarios irresponsables e irrespetuosos. Lo dice alto y claro, con rotundidad. Ella tiene un can, Paco, que no deja huellas de sus paseos por la ciudad. «No cuesta nada limpiar. Ni sale caro. En los chinos puedes comprar un montón de bolsitas por un euro. O si no, te llevas un papel y punto».

Tere y otras vecinas de su edificio que también tienen mascota se han hartado de la situación en la que se encuentra la plazoleta. «Nosotras -comentan mientras sus animales corretean por la zona- recogemos la caca de nuestros perros, y muchas veces la de otros», explican. Pero están hartas de esa situación. Hace unas semanas presentaron un escrito en el Concello solicitando que se tome alguna medida para evitar que los animales ensucien lo que sus amos no están dispuestos a recoger. «Pedimos que pongan algo de gravilla en el suelo, para ver si así no ensucian. O que cierren la zona ajardinada con algún tipo de valla para que los perros no puedan entrar». Pero, además de pedir a Ravella algún tipo de blindaje, han decidido adoptar otra medida más expeditiva. Y han rodeado la plaza de carteles en los que advierten de que no les temblará el pulso a la hora de denunciar a los insolidarios que no doblan la espalda para recoger las heces de sus canes.

«Si te vemos, te denunciamos». La advertencia no puede ser más clara. Ni estar más protegida: los letreros han sido plastificados y protegidos por varias vueltas de cinta adhesiva.

 

Otros intentos

«Hace un par de años habíamos puesto otros y nos aguantaron una semana antes de que los arrancaran», explican sus autoras. Así que esta vez han extremado las precauciones en su campaña de empapelado, que cuenta con el respaldo de todo el vecindario. Especialmente de quienes tienen niños pequeños. «Estamos a la puerta de un colegio, por aquí pasan muchísimos niños... Esto no puede estar así», razonan las autoras de esta campaña vecinal contra los incívicos. Ellas tienen claro qué harían para frenar este problema, que se extiende por todas las calles de todos los cascos urbanos de la comarca -y más allá-. «Lo que había que hacer era ponerles unas buenas multas. Verías como así cambiaba la cosa».

Tags: Vilagarcía de Arousa
Ver Comentarios