Secciones

Tu edición

El aumento del turismo permite a los hoteles subir sus precios

Establecimientos de O Grove han incrementado sus tarifas entre un 5 y un 7 %

La Voz de Galicia

Ya ha llegado septiembre, envuelto en calor y en sol. Y rebosante, además, de buenos augurios para el sector de la hostelería arousana, que confía en que, al menos durante las primeras dos semanas, los turistas sigan llegando hasta este rincón de Galicia para disfrutar entre nosotros de las últimas jornadas de pereza estival. Confían los hosteleros en septiembre después de un mes de agosto que les ha permitido recuperar el optimismo que habían perdido en el inicio de la campaña. «Tanto junio como julio fueron más flojos que el año pasado», señalan desde el hotel Bosquemar (O Grove). No son los únicos que tienen esa impresión: la mayoría de los establecimientos consultados reconocen que los primeros compases del verano fueron tibios, con una ocupación diez puntos por debajo de la del año anterior. Claro que aquel julio de 2017 había sido excepcional, reconocen desde las recepciones de los hoteles.

Pero mediado el mes, la campaña comenzó a animarse. Tanto es así, que muchos hoteles pudieron iniciar en sus compases finales la llamada temporada alta. Y luego llegó agosto, con unos resultados tan buenos como los del año pasado, o incluso mejores en muchos hoteles. Ese escenario es el que ha permitido a los responsables de estos establecimientos, especialmente de los afincados en la península de O Grove, hacer algo por lo que llevaban mucho tiempo esperando: subir las tarifas, que en muchos casos estaban sin actualizar desde el inicio de la crisis, diez años atrás.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

Fuentes del sector calculan que los precios se han actualizado en los hoteles de la península meca entre un cinco y un siete por ciento. En cada establecimiento echan la cuenta a su manera. Hay, por ejemplo, quien asegura que ha podido incrementar siete euros el precio de la noche. Eso, sumado a un buen nivel de ocupación, ha permitido a muchos compensar la tibieza de julio.

Fuera de O Grove, el aumento del turismo y las buenas perspectivas del mes han permitido, cuando no subir los precios, sí reducir las ofertas lanzadas en los últimos años para intentar captar huéspedes. Así lo confirman, por ejemplo, en el Hotel Carril, un establecimiento con 29 habitaciones en el que la ocupación ha rondado, durante el mes de agosto, entre el 90 y el 95 %. Rozando el lleno absoluto, con alrededor de un 98 % de ocupación, también ha estado el Cons da Garda, un hotel de San Vicente de O Grove especializado en recibir a aquellos que no se plantean viajar sin sus mascotas. Su especialización, y la visibilidad ganada por el negocio al cumplir 25 años de historia, han permitido al establecimiento que dirige Bea Castro firmar un verano excelente.

La temporada alta se ha alargado; la crisis la había reducido a una quincena de agosto

El número de ofertas ha disminuido gracias a la demanda registrada

Aunque julio comenzó titubeante, la campaña ha sido, de nuevo, un éxito

El sector confía en que los visitantes sigan llegando durante el mes de septiembre

Animados por un buen mes de agosto, los hosteleros confían ahora en que septiembre les permita redondear la temporada. La mayoría están convencidos de que el mes que acaba de entrar seguirá marcado por el movimiento. Obviamente, no se aspira a alcanzar las cifras de agosto: el perfil de los gráficos de ocupación, explican quienes conocen el negocio, se asemejarán a los dientes de una sierra, con los mejores datos de ocupación reservados para los fines de semana.

Hay establecimientos que confirman que, a estas alturas, ya tienen prácticamente completos los fines de semana de septiembre. Entre quienes han elegido este mes para gozar de sus vacaciones, quienes acuden a bodas, y el movimiento creciente del huésped de empresas, presenta unas buenas perspectivas. En todo caso, apuntan desde los hoteles arousanos, todo va a depender, y mucho, del tiempo. Y es que el sol y unas temperaturas agradables son elementos muy a tener en cuenta por el sector turístico gallego, y también por el arousano.

En ese sentido, todos los establecimientos consultados reconocen que la excelente meteorología ha sido la responsable de que agosto se haya cerrado con buenos datos. Igual que fue la culpable de que las primeras semanas del mes de julio resultasen más flojas que el año pasado. En cualquier caso, los hoteles están preparados para seguir trabajando y para recibir a un número creciente de turistas extranjeros, que parecen estar aficionándose cada vez más a visitar este rincón de las Rías Baixas.

Tags: O Grove Turismo Rías Baixas
Ver Comentarios