Secciones

Tu edición

Una investigadora mindoniense pide fisioterapia en los centros de salud

En la provincia solo hay fisioterapeuta en nueve de los setenta ambulatorios

La Voz de Galicia

De los 70 centros de salud que funcionan en la provincia solamente nueve, todos ellos de zonas urbanas, disponen de fisioterapeuta. Esos 9, es decir, el 13,43%, cubren a una población de 174.419 habitantes con solamente 16 profesionales. Esta situación aparece reflejada en el trabajo de fin de grado de Susana de Miguel Quirós que tituló «Inequidad geográfica en el acceso a fisioterapia en la atención primaria en la provincia de Lugo» por el que recibió la calificación de matrícula de honor.

Con este estudio, que dirigió la profesora de la Facultad de Fisioterapia de A Coruña, Alicia Martínez, pretendía demostrar las ventajas de que todos los centros de salud de la provincia dispongan de fisioterapia en la prevención de la enfermedad y en el abordaje de pacientes con enfermedades crónica. Citó en concreto EPOC, todas las que llevan asociadas el sufijo algias y las cardíacas, entre otras. Permitiría prevenir situaciones, que según explicó, llevan a derivar pacientes a atención especializada, que podrían ser abordados en primaria. La presencia de los fisioterapias en todos los centros de salud, según sostiene, permitiría reducir el absentismo laboral.

 

Hospital da Costa

Susana de Miguel, que trabajó como auxiliar en el Hospital da Costa, decidió centrar su trabajo de fin de grado en este tema, después de necesitar durante un año los servicios de fisioterapia para un familiar. Vive en Mondoñedo donde no existe fisioterapia.

El centro de salud más próximo en el que funciona es Foz. «Después de esta experiencia -señaló- te das cuenta de que el fisioterapeuta es un profesional que tiene mucho que aportar en la prevención de la enfermedad».

 

Indicador de países en desarrollo

De Miguel enfocó su trabajo en los recursos sanitarios disponibles en la provincia desde el punto de vista de la equidad en salud. «Se entiende -apuntó- como la igualdad en el acceso a los servicios de salud, según las necesidades de los usuarios».

A la hora de buscar un indicador de equidad geográfica el único que encontró fue uno de Naciones Unidas, para países en desarrollo, que considera que hay equidad cuando no se superan los 60 minutos de acceso a pie o sistema urbano. El transporte urbano tuvo que cambiarlo por el privado, porque constató que no había en la mayor parte de la provincia.

El trabajo analiza las distancias desde 1.024 localidades al centro de salud en kilómetros y el tiempo hasta el centro de salud teniendo en cuenta el estado de la red secundaria de carreteras de la provincia. En las que no había centro de salud, hizo lo mismo con el centro de referencia.

La población que dispone de centro de salud con fisioterapia, según este trabajo, tenía que recorrer de media 7,97 kilómetros, que hacían en 9,58 minutos y con un coste de 1,50. La media para aquellas localidades que carecen de este servicio es otra. El usuario tiene que recorrer 38,84 kilómetros, en 46,74 minutos y un coste de 7,40 euros, de media. El estudio solo contempla un trayecto, el de ida.

Una de las conclusiones obtenidas fue que el 22% de los municipios de la provincia de Lugo y el 25,20% de las localidades (258) superan los 60 minutos de desplazamiento estipulados en el indicador geográfico de Naciones Unidas para países en desarrollo. Para la profesional este trabajo demuestra claramente que «la igualdad de acceso y la equidad no existe y el equilibrio territorial, tampoco».

Discriminación

Este trabajo de fin de grado pone de manifiesto nuevamente las diferencias en el acceso a la atención sanitaria pública, en función del lugar de residencia. Viajar más de una hora, solo en el desplazamiento de ida, al que hay que sumar la vuelta y las esperas por otros pacientes, supone una discriminación a la hora de acceder a la cartera de servicios. Hay que tener en cuenta otra variable, el indicador usado es para países en vías de desarrollo.

«Nosotros estamos capacitados para ofrecer un envejecimiento activo»

«Nosotros estamos capacitados para ofrecer un envejecimiento activo», señaló Susana de Miguel Quirós, fiel defensora de la prevención, que con este estudio pretende poner de manifiesto un problema que afecta a la provincia de Lugo, el acceso a un profesional de la fisioterapia.

«Está bien -indicó- atender a las personas enfermas, pero es tan importante o más, mantener la salud de la población. Y, hay que tener en cuenta de qué tipo de población estamos hablando en la provincia de Lugo». Insistió en las ventajas que supone trabajar esta parcela desde los centros de salud, como puerta de entrada de los pacientes al sistema sanitario público y que abordan el 90 % de los casos.

La fisioterapeuta recién graduada asegura que su trabajo también puede ser en grupo. «No supone más gasto -apuntó- sino una buena praxis y además, no nos hace falta una inversión elevada en tecnología, solo nos hace falta un sitio y que contraten profesionales».

Etiquetas: Hospital da Costa Naciones Unidas ONU Transporte A Mariña Mondoñedo Foz