Secciones

Tu edición

La exportación hortofrutícola gallega crece un 20 % en apenas seis meses

Las transacciones en el exterior superaron los 32 millones de euros gracias a la venta de 56 millones de kilogramos

La Voz de Galicia

Las frutas y las hortalizas gallegas cotizaron al alza en el mercado extranjero en el primer semestre del año. El incremento es notable tanto en el valor total de las transacciones realizadas desde la comunidad gallega como en el número de kilogramos vendidos más allá de las fronteras españolas.

Los datos que maneja la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (Fepex) para los seis primeros meses del ejercicio reflejan la pujanza de los dos sectores, el hortícola y el frutícola, en el extranjero. El volumen total de las transacciones por estos productos creció más de un 15 %, pasando de los 27,7 millones de la primera mitad del año pasado a los 32,1 de este.

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

El incremento es mucho más significativo si se tiene en cuenta únicamente el volumen de kilos de productos vendidos: el alza fue de un 20 %, desde los 45,1 millones del año pasado a los 56,35 millones entre enero y julio de esta campaña. Por áreas, el sector hortícola creció desde los 12,9 millones de kilos hasta los 16,7; y el de las frutas, de 32,1 a 39,6 millones.

En frutas, el plátano lidera el ránking gracias a las firmas gallegas que actúan como intermediarias La patata ourensana, y más concretamente la de la comarca de A Limia, es uno de los puntales de la exportación de huerta al extranjero. De los 16 millones comercializados en el exterior, casi el 90 % (14,5 millones) fueron tubérculo de Ourense (en un 90 %, patata limiana). Es un incremento muy notable con respecto a ese mismo período del 2017, cuando apenas se vendieron fuera 11,2 millones de kilos de patata de A Limia. El mayor cliente extranjero, con diferencia, es Portugal.

En frutas, el que se lleva la palma curiosamente es el plátano. Las exportadoras gallegas vendieron 30 millones de kilos de este producto, por los 24,47 del año anterior. Hay que tener en cuenta que en esa estadística influye que muchas empresas gallegas no plantan plátano, sino que actúan como intermediarias en las ventas al exterior.

El repaso a las cifras confirma que no siempre una mayor cantidad de producto vendido se traduce en un aumento dinerario de esas transacciones. En los productos de huerta, por ejemplo, la cifra cayó este año con respecto al anterior desde los 4,6 millones a los 4. El bajón en el precio de algunos productos, como la patata, pudo influir en esta aparente paradoja. Donde sí se produjo un claro incremento en euros fue en el sector frutal, que pasó de los 23 a los 28 millones.

Andalucía, la primera

Con todo, Galicia no figura en entre los líderes exportadores hortofrutícolas dentro de las autonomías españolas. Los mencionados 32 millones de euros facturados allende las fronteras españolas son un porcentaje ínfimo de las transacciones a nivel estatal, que superaron los 7.500 millones totales. Andalucía, la Comunidad Valenciana, Murcia y Castilla y León figuran en los primeros puestos de la clasificación.

La entrada de patata francesa repunta un 12 % y va camino de marcar récord

Las empresas gallegas del sector hortofrutícola han vivido un muy buen semestre en el mercado exterior. Pero el flujo inverso, la entrada de productos de fuera hacia la Península -en este caso no hay datos por comunidades- va camino de un nuevo récord. Y eso gracias, principalmente, a los productos procedentes de Francia. Destaca sobre todo lo demás el tirón de la patata gala. Tanto es así que entre enero y junio, según los datos de Fepex, entraron al mercado español 421.000 toneladas de este producto, el 80 % de todos los tubérculos que se han adquirido desde España (el resto llega de Holanda y del Reino Unido, pero en cifras mucho menores). En solo seis meses, Francia ha colocado en el mercado peninsular más patata que, por ejemplo, en todo el 2013. Son cifras de récord, con un crecimiento del 12 % sobre un 2017 en el que ya se obtuvieron cifras muy altas. Curiosamente, ese incremento coincide en el tiempo con la crisis que ha vivido el sector en España, por plagas como la de la polilla.

Con esas 421.000 toneladas, la patata francesa es el primer producto adquirido fuera. El segundo viene también de ese país: manzana, con 34.000 toneladas compradas por distribuidores españoles. Detrás, las 32.000 toneladas de cebollas procedentes de Holanda; y a mayor distancia, los kiwis de Italia y Grecia (unas 15.000 toneladas en seis meses cada uno). Ojo: no quiere decir que se produzcan necesariamente allí.

Tags: Agricultura
Ver Comentarios