Vigo, bajo el toque de queda

La ciudad se veía desierta en la primera noche tras el límite horario impuesto por el Gobierno


Comentarios