El Teresa Herrera, en fotos