Algunas de las corrientes más peligrosas

Nueva medicina germánica: superar un conflicto para curar el cáncer. Es una de las terapias más peligrosas y está considerada como una secta. Ryke Hamer asoció el cáncer a haber sufrido un fuerte conflicto emocional. Pasó varias veces por la cárcel por el fallecimiento de algunas víctimas.

12 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.
Nueva medicina germánica: superar un conflicto para curar el cáncer. Es una de las terapias más peligrosas y está considerada como una secta. Ryke Hamer asoció el cáncer a haber sufrido un fuerte conflicto emocional. Pasó varias veces por la cárcel por el fallecimiento de algunas víctimas.
1/4 Nueva medicina germánica: superar un conflicto para curar el cáncer. Es una de las terapias más peligrosas y está considerada como una secta. Ryke Hamer asoció el cáncer a haber sufrido un fuerte conflicto emocional. Pasó varias veces por la cárcel por el fallecimiento de algunas víctimas.
Hidroterapia de colon: enemas de hasta sesenta litros de agua. Consiste en bombear agua al recto a través de un tubo. Para esta limpieza llegan a utilizarse hasta 60 litros. Puede ser muy peligrosa, sobre todo para personas con antecedentes de enfermedad gastrointestinal, renal o cardíaca.
2/4 Hidroterapia de colon: enemas de hasta sesenta litros de agua. Consiste en bombear agua al recto a través de un tubo. Para esta limpieza llegan a utilizarse hasta 60 litros. Puede ser muy peligrosa, sobre todo para personas con antecedentes de enfermedad gastrointestinal, renal o cardíaca.
3/4 Agostiño Iglesias
Clorito de sodio: lejía industrial para curar. El MMS es una disolución al 28 % de clorito de sodio, muy similar a la lejía industrial. Lo introdujo Jim Humble, quien afirmó haber curado de malaria a dos compañeros. Es un agente tóxico y altamente peligroso para la salud.
4/4 Clorito de sodio: lejía industrial para curar. El MMS es una disolución al 28 % de clorito de sodio, muy similar a la lejía industrial. Lo introdujo Jim Humble, quien afirmó haber curado de malaria a dos compañeros. Es un agente tóxico y altamente peligroso para la salud.