Los vecinos y empresarios de los concellos del área metropolitana de Santiago asumen con buen talante el entrar en zona roja por coronavirus

Diana Viéitez, dependienta de la cafetería y panadería Che de Sigüeiro (Oroso), en el local cerrado al público

08 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.
Diana Viéitez, dependienta de la cafetería y panadería Che de Sigüeiro (Oroso), en el local cerrado al público
1/11 Diana Viéitez, dependienta de la cafetería y panadería Che de Sigüeiro (Oroso), en el local cerrado al públicoSandra Alonso
Diana Viéitez, de la cafetería Che de Sigüeiro, entrega unos cafés para llevar a Diego Veiga, de la carnicería Jesus Veiga
2/11 Diana Viéitez, de la cafetería Che de Sigüeiro, entrega unos cafés para llevar a Diego Veiga, de la carnicería Jesus VeigaSandra Alonso
Diana Viéitez, dependienta de la cafetería y panadería Che de Sigüeiro (Oroso), en el local cerrado al público
3/11 Diana Viéitez, dependienta de la cafetería y panadería Che de Sigüeiro (Oroso), en el local cerrado al públicoSandra Alonso
José Antonio Villaverde, trabajador del servicio de limpieza de Oroso, disfruta de un café por la calle
4/11 José Antonio Villaverde, trabajador del servicio de limpieza de Oroso, disfruta de un café por la calleSandra Alonso
José María Barreiro corta el pelo a un cliente en la Peluquería Pepe de Sigüeiro (Oroso)
5/11 José María Barreiro corta el pelo a un cliente en la Peluquería Pepe de Sigüeiro (Oroso)Sandra Alonso
José María Barreiro corta el pelo a un cliente en la Peluquería Pepe de Sigüeiro (Oroso)
6/11 José María Barreiro corta el pelo a un cliente en la Peluquería Pepe de Sigüeiro (Oroso)Sandra Alonso