Y al segundo día llegó el abarrote

El buen tiempo, en el segundo día de la desescalada en la crisis del coronavirus, propició que el parque de la Illa das Esculturas de Pontevedra acabase desbordado con miles de personas paseando en familia o haciendo deporte


Pontevedra / La Voz
Comentarios