La fachada de la fortaleza, con dos torreones cilíndricos en los flancos, da aún hoy una idea de su pasada grandeza


Lugo / La Voz
Comentarios