La última milla del «Príncipe de Asturias»

El portaviones amarra en Ferrol, su último destino, para su baja y desguace