La pandemia reactiva el fantasma de los nuevos pobres

Marcos Míguez / Eduardo Pérez / Fedra Mourmouri
Santiago Iglesias vive en un piso de Renacer mientras no encuentra empleo

Su labor es tan invisible como esencial. Las entidades sociales son el brazo municipal que llega a los colectivos vulnerables. Expectantes ante la renovación de los convenios con María Pita, la irrupción del coronavirus las devuelve al primer plano

31 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.
Santiago Iglesias vive en un piso de Renacer mientras no encuentra empleo
1/12 Santiago Iglesias vive en un piso de Renacer mientras no encuentra empleoMARCOS MÍGUEZ
El relevo en los voluntarios, los jóvenes han sustituido con el covid a los mayores, un colectivo más vulnerable ante el coronavirus, hacen posible el economato de Cáritas. En el centro de la imagen, Pilar Farjas, la directora de Cáritas en A Coruña
2/12 El relevo en los voluntarios, los jóvenes han sustituido con el covid a los mayores, un colectivo más vulnerable ante el coronavirus, hacen posible el economato de Cáritas. En el centro de la imagen, Pilar Farjas, la directora de Cáritas en A Coruñafedra mourmouri
doble.Economato de Cáritas Interparroquial A Coruña, donde los voluntarios hacen posible su actividad
3/12 Economato de Cáritas Interparroquial A Coruña, donde los voluntarios hacen posible su actividadfedra mourmouri
Jorge Sampedro es el director del albergue Padre Rubinos, donde cada día proporcionan 550 raciones de comida, unas 90, reservadas para los usuarios del albergue
4/12 Jorge Sampedro es el director del albergue Padre Rubinos, donde cada día proporcionan 550 raciones de comida, unas 90, reservadas para los usuarios del albergueMARCOS MÍGUEZ
La cola de la Cocina Económica se agrandó con el covid, Pablo Sánchez es su trabajador social
5/12 La cola de la Cocina Económica se agrandó con el covid, Pablo Sánchez es su trabajador socialEDUARDO PEREZ
Colas a la hora de comer para recoger su menú diario en la Cocina Económica de A Coruña, que abre los 365 días del año
6/12 Colas a la hora de comer para recoger su menú diario en la Cocina Económica de A Coruña, que abre los 365 días del añoEDUARDO PEREZ