Las curiosas imágenes que dejó la doble escala de trasatlánticos en la ciudad