Los percebeiros de Aguiño, en acción