Los peritos del accidente de O Porriño: «El sistema de frenado funcionaba bien»

«Hubo exceso de velocidad pero aún no sabemos la causa», asegura un técnico


24/09/2016 00:47

Una treintena de técnicos trabajan desde primera hora de la mañana en O Porriño para intentar hacer una reconstrucción del trágico accidente ferroviario del viernes 9 de septiembre. Los especialistas de Adif, Renfe y Comboios de Portugal hicieron ya pruebas en los sistemas de señales luminosas de la vía y de la estación, a menos de cien metros de la curva en la que se produjo el accidente, y en el propio paso a nivel regulado con barreras.

«El sistema de frenado funcionaba perfectamente y aún funciona incluso ahora». El perito Juan Carlos Carballeira ha confirmado que no hubo fallo alguno de frenos tras el trágico accidente de tren registrado en O Porriño y que se saldó con cuatro muertos y medio centenar de heridos. Carballeira es uno de los especialistas que han trabajado esta mañana en las labores de prueba e investigación que pretenden determinar las causas del terrible siniestro y que han envuelto a una treintena de personas de Adif, Renfe y Comboios de Portugal.

El perito designado por la Xunta ha confirmado que también funcionaron las señales acústicas y luminosas. «Todo estaba bien, no había nada irregular, ni en el frenado ni en las señales ni en la aguja», señaló poco después de la una de la tarde y aún a pie de vía el experto. Por hoy han concluido las labores de prueba que se han centrado en la revisión de los vagones y en el sistema de frenado. Las pruebas se retomarán la semana que viene. «Aún no se puede hablar de sí hubo algún fallo humano», concluyó Carballeira. 

Funcionamiento

El objetivo de todas estas pruebas es comprobar si todos los sistemas de la infraestructura funcionaron correctamente el pasado día 9, en el que cuatro viajeros perdieron la vida y se registraron decenas de heridos. En esa misma jornada operarios de ADIF estaban realizando unos trabajos de mantenimiento relacionados con el enclavamiento -el sistema desde el que se controlan los cambios de agujas y las señales- que aún no fueron explicados con detalle por el administrador ferroviario

La intención es también retirar los restos del tren Celta que todavía se encuentran allí para llevarlos hasta los talleres de Renfe en Redondela. Sin embargo no podrá repararlo, puesto que tendrá que estar a disposición de los peritos para la investigación durante algún tiempo. 

Las operaciones que se van a realizar hoy fueron aprobadas por el Juzgado de Instrucción número 2 de O Porriño, encargado de la investigación del descarrilamiento. Las dos pruebas más importantes consistirán, por un lado, en realizar lo que se denomina un protocolo de frenado. La caja negra demuestra que el maquinista redujo la velocidad tres minutos antes del accidente, pero hay que despejar cualquier duda al respecto. 

Por otro lado, se procederá a la comprobación del enclavamiento, donde se revisará la secuencia de señales establecida tanto para los itinerarios en vía directa como para los desvíos. Hay que recordar que el accidente tuvo lugar en una vía desviada por la que el tren debía circular a 30 por hora. Su velocidad era seis veces superior (118 km/h), lo que provocó el descarrilamiento.

 

Votación
7 votos
Etiquetas
Ferrocarril Renfe Portugal ADIF O Porriño
Comentarios