Imagen:Imagen de archivo

Una jueza acepta que un menor cambie el sexo en su DNI por primera vez en Galicia

Reconoce que no hacerlo podría afectar el desarrollo de la personalidad del adolescente


lugo / la voz 02/12/2016 05:00

El Registro Civil Exclusivo de A Coruña accedió a la solicitud de los padres de un adolescente transexual de rectificar en la inscripción de nacimiento, no solo el nombre con el que fue registrado tras nacer, sino también el sexo con el que fue inscrito para adecuarlo a su verdadera identidad de género. Pablo, que está recibiendo tratamiento con bloqueadores y que ya utiliza ese nombre desde los 3 años -ahora tiene 15- tendrá que cambiar todos los documentos, desde el DNI hasta la tarjeta sanitaria. En todos ellos aparecerá a partir de ahora como varón. A ello ha dado luz verde un auto judicial, el primero que se dicta en Galicia, que autoriza esta modificación. Los anteriores -al menos siete casos repartidos por toda la comunidad- permitían únicamente el cambio de nombre, pero mantenían el sexo asignado al nacer. Desde que Arelas, asociación gallega de familias de menores transexuales, recibió el asesoramiento del jurista Miguel Bieito en las solicitudes, se incluyen las dos peticiones de modificación.

La magistrada que dictó el auto tomó en consideración no solo los informes médicos que figuraban en el expediente, sino también el del centro en el que cursa estudios. Recoge que su identidad está generalizada en la comunidad escolar de la que forma parte.

La jueza hace alusión también en el documento a que el cambio no perjudica a terceros, tal como establece el reglamento del Registro Civil, y apunta que, de no efectuarse la rectificación en este ámbito «sí podría verse afectado el derecho al libre desarrollo de la personalidad, a la intimidad personal y a la propia imagen, constitucionalmente reconocidos». «Además -añade- es necesario garantizar la dignidad y el libre desarrollo del menor».

Los padres presentaron la solicitud en el mes de julio y acaban de recibir el auto en el que el Registro Civil confirma sus pretensiones.

La presidenta de Arelas (Asociación de Familias de Menores Trans), Cristina Palacios, asociación a la que pertenecen los padres de Pablo, se mostró satisfecha con el contenido del auto judicial. Destacó que en este caso el juzgado concedió la petición sin que tan siquiera Pablo tuviera que someterse a un examen forense. «En los adultos -señaló- la ley de Registro Civil exige que hayan transcurrido al menos dos años desde el inicio del proceso de hormonación, y eso después de eliminar la operación como requisito». 

Hombres y mujeres diversos

Según Cristina Palacios, cuya hija fue la que abrió la puerta a este tipo de pronunciamientos judiciales, «es un hito importante porque el auto está dando por hecho que existen muchas formas de ser hombre y de ser mujer y admite que hay hombres con vulva y mujeres con pene». 

«Es como si mi hijo volviera a nacer. Espero que haya más casos»

Rosa Toba, la madre de Pablo y directiva de Arelas, estaba ayer muy contenta con la resolución judicial. «Es como si mi hijo volviera a nacer. Espero que detrás de él vayan muchos más chicos y chicas». A partir de ahora tendrá que esperar la nueva partida de nacimiento para iniciar los trámites para cambiar todos los documentos.

Con el auto en la mano, la madre de Pablo preparó una pequeña fiesta para celebrar su contenido, con la familia y con unas amigas que vivieron la evolución del adolescente. El chico, según Rosa, está impaciente por que en su carné de identidad figure el cambio de sexo. «Yo veía que Pablo era un niño desde que era muy pequeño. Desde los tres años se negó a ponerse un vestido. Ahora lleva muy mal lo de tener que dar explicaciones cuando alguien se las pide porque su nombre no se corresponde con su físico. A partir de ahora, se acabaron».

Pablo cambió de colegio por el acoso al que lo estaban sometiendo. En el actual es feliz.

Votación
12 votos
Etiquetas
Registro Civil Tarjeta sanitaria A Coruña ciudad
Comentarios