María José Alonso: «La fuga de talentos al extranjero nos acabará pasando una factura muy alta»

La investigadora acaba de ser elegida para formar parte de la Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos


Redacción / La Voz 20/10/2016 01:35

Premios Jaime I de Nuevas Tecnologías, Marie-Janot, Novoa Santos, María Josefa Wonenburger; pionera de la nanomedicina, líder mundial en el campo de la nanotecnología farmacéutica, en el que ocupa el noveno puesto en el ránking internacional; miembro de las academias española y gallega de Farmacia y de la Real Academia Galega de Ciencias... El currículo de María José Alonso, responsable del grupo de Nanomedicina y Liberación de Fármacos (Nanobiofar) en el Cimus de la Universidade de Santiago, apabulla. Pero ahora aún más, ya que a esta lista de reconocimientos hay que añadirle su elección como integrante de la Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos. «Me quedé perpleja cuando me lo comunicaron», confiesa. No en vano, solo hay otro investigador que trabaja en España, el catalán Josep Dalmau, que forma parte de la institución norteamericana. Ingresar en esta academia está considerado como uno de los más altos honores en los campos de la salud y la medicina, ya que se reconoce a personalidades que han demostrado logros profesionales extraordinarios.

-¿Qué supone el reconocimiento?

-Primero, estoy muy agradecida porque se reconoce el trabajo que hacemos aquí, en Santiago. Pienso que este reconocimiento va a ofrecer una mayor visibilidad a mi grupo de investigación, a la Universidade de Santiago y a la comunidad científica española, que a veces no se valora tanto en el extranjero.

-Pero cada vez está más reconocida.

-Sí, es cierto que en mis 30 años de carrera científica he visto cómo la ciencia española ha ido adquiriendo una posición cada vez más relevante, pero todavía queda camino por recorrer para que la sociedad y nuestros políticos y gobernantes reconozcan el valor de la investigación.

-En Galicia hay cada vez más científicos reconocidos a nivel internacional. ¿Se puede llegar a serlo desde esta esquina del planeta o cuesta mucho más?

-Sí, claro que se puede llegar a ser reconocido internacionalmente, pero hay una cosa que hay que poner de manifiesto: no sin esfuerzo. A los que trabajamos en Galicia y en España nos cuesta un poco más que a los que lo hacen, por ejemplo, en Inglaterra o en Estados Unidos.

-Usted en cierto modo es una privilegiada, ya que recibe financiación internacional, incluida la de la Fundación Bill y Melinda Gates, pero la situación general es muy distinta. ¿Siguen los recortes?

-La situación de la financiación de la ciencia en España sigue siendo dramática. Yo no he observado ninguna mejoría desde que empezó la crisis. El tejido investigador sigue disminuyendo y los investigadores doctores se nos van al extranjero. Sí que observo, sin embargo, que existe un mayor impulso y reconocimiento al emprendimiento por parte de los jóvenes. Quizás por la crisis se están buscando la vida y son más creativos y espabilados.

-Ya, pero sin financiación mucho no se puede hacer.

-Tenemos mucha menos financiación y a mí me preocupa especialmente la situación de nuestros doctores, que aquí no se quedan. Cuando se dice que ya volverán yo no lo tengo tan claro, porque es gente que ya ha formado sus familias fuera y a los que aquí no podemos ofrecerles algo bueno para que regresen.

-¿Acabaremos pagando la fuga de talento?

-Es uno de los grandes problemas de España y no se habla lo suficiente de ello. Creo que la fuga de talentos al extranjero nos pasará factura muy alta.

«La nanomedicina nos va a traer grandes avances»

María José Alonso, que también fue vicerrectora de Investigación de la Universidade de Santiago, está convencida de que el área en que trabaja, la nanomedicina, traerá grandes avances.

-Usted ha sido pionera en el campo de la nanomedicina, un área que ya está dando resultados, pero que aún le queda por explotar todo su potencial. ¿Qué nos queda por ver?

-Es cierto que aún queda mucho por ver porque aún es un área de la ciencia relativamente nueva, en la que se lleva trabajando poco más de dos décadas, pero ya hay nanomedicamentos comercializados y la actividad investigadora es notable. Pero sí que creo que en un futuro inmediato, y un poco más a medio plazo, vamos a poder dar un salto importante, a ser más eficaces en el tratamiento del cáncer y de otras enfermedades. En estos momentos tanto la comunidad científica como la médica ya reconocen el importante valor de la nanomedicina.

-¿Qué avances llegarán?

-Hay muchos avances que están a punto de llegar, desde tratamientos más eficaces para el cáncer hasta terapias génicas que no son viables sin un nanovehículo. Las terapias celulares están intrínsecamente ligadas a la nanotecnología y yo estoy convencida de que habrá grandes progresos.

-Como fármacos orales para la diabetes, en lo que trabaja dentro de un proyecto europeo que coordina desde Santiago. ¿Llegaremos a verlos?

-Estamos en la era de los fármacos biológicos con múltiples aplicaciones: para la diabetes, la obesidad, el dolor, el tratamiento de enfermedades intestinales... Son biofármacos que se tienen que administrar por vía parenteral. ¿Si se pueden administrar por vía oral? Sí, aunque este es el gran reto y nos va a llevar tiempo conseguirlo. Pero soy optimista y creo que se logrará.

Votación
21 votos
Etiquetas
USC EE.UU. Investigación
Comentarios