Blablacar

Dos usuarios de Blablacar en España se enfrentan a sanciones de 4.000 euros

La compañía llevará a la Comunidad de Madrid ante la Justicia al considerar «incomprensible que se pretenda sancionar a usuarios que están yendo a ver a sus familias como si fueran taxistas pirata»

19/10/2016 17:28

Blablacar ha comunicado este miércoles a la Dirección General de Transportes su decisión de denunciar a la Comunidad de Madrid ante la Comisión Europea, a raíz de las sanciones impulsadas contra la empresa y dos usuarios de la plataforma creada para compartir viajes en coche.

Así lo ha anunciado el director general de Blablacar para España y Portugal, Jaime Rodríguez, en declaraciones a los medios al término de una reunión con el director general de Transportes de la Comunidad, Pablo Rodríguez, a petición de la compañía.

«Para nosotros es incomprensible que se pretenda sancionar a usuarios que están yendo a ver a sus familias como si fueran taxistas pirata», ha manifestado el responsable de la compañía, quien ha asegurado que «en Blablacar nunca ha tenido cabida el ánimo de lucro».

«No hemos tenido ningún problema en ninguno de los países en los que operamos y nos es imposible entender la actitud de la Comunidad de Madrid, por eso al finalizar la reunión les hemos anunciado que, ante la incapacidad de resolver este asunto directamente con la Comunidad de Madrid, hemos decidido presentar una denuncia ante la Comisión Europea por las prácticas que la Comunidad de Madrid está teniendo con respecto a nuestros usuarios y a nuestro negocio», ha anunciado.

Según el representante de Blablacar, la empresa entiende que «las prácticas de la Comunidad de Madrid vulneran las leyes de la Unión Europea; en concreto, la libre prestación de servicios y la libertad de establecimiento».

Rodríguez considera que el propio director general de Transportes «ha confirmado» este extremo al explicarles que «habían decidido sancionar a la empresa francesa de acuerdo a las leyes de transporte españolas».

«Entendemos que esto no tiene ningún sentido, más aún cuando están intentando aplicar leyes de transporte a una red social, a una empresa de Internet», ha apostillado. El representante de Blablacar ha insistido en que se trata de «una red social» y que, como tal, «para operar no requiere una licencia».

«Blablacar lleva operando en España siete años y en muchos otros países un tiempo parecido y la realidad es que la consideración de lo que hacemos es la misma en toda Europa y debe ser la misma porque estamos en un mercado unificado», ha explicado el directivo para subrayar que en ninguno de los países requiere licencia.

La Comunidad mantiene su postura

Por su parte, el director general de Transportes, Pablo Rodríguez, ha reafirmado la posición de la administración regional con respecto a las sanciones impuestas, conforme a lo que ha venido poniendo de manifiesto «los meses anteriores».

«Entendemos que tiene que cambiar su forma de operar puesto que está ofertando transporte público sin poder ofertar, porque no tiene título habilitante», ha afirmado el responsable del Gobierno regional, quien ha apuntado que esa es una de las razones por las que se le ha abierto expediente sancionador a la empresa, cuya actividad ha asimilado a la de una «agencia de viajes», que requiere «título habilitante para poder ofertar viajes».

Según el director general, «el procedimiento empresarial establecido en Francia conforme a la normativa francesa no tiene nada que ver con la normativa española», por lo que Blablacar, nombre comercial de Comuto Iberia S.L., «tendrá que proceder a normalizar su situación en el ámbito de la oferta y de la facturación».

El director general ha explicado que la empresa se enfrenta a dos sanciones, una por ofertar transporte público sin título habilitante y otra por facturar en nombre propio el transporte público ofertado por dos usuarios de la plataforma, que también han sido sancionados. Ambas se traducen en sendas multas de en torno a 800 euros y 4.000 euros, respectivamente.

Por otra parte, los dos usuarios han sido sancionados por ofertar transporte público sin título habilitante, al vulnerar el «criterio obtivo» que marca el Ministerio de Fomento a través del Observatorio de Costes, que establece un coste máximo de 19 céntimos por kilómetro para el «transporte colaborativo». Los usuarios se enfrentan a sanciones de 4.001 euros.

«El expediente sancionador se inició en el mes de agosto, los dos usuarios hicieron alegaciones a los expedientes, la empresa no alegó, ahora se abre la posibilidad en la resolución de presentar recurso de oposición y contencioso administrativo», ha explicado el director general, quien ha indicado que el pasado lunes se comunicó la resolución a la empresa francesa.

Sin embargo, tal y como ha indicado el responsable de Blablacar para España y Portugal, ellos no tienen constancia de las sanciones y, hasta donde ellos saben, tampoco los usuarios. De hecho, ha manifestado su «indignación» por las «graves filtraciones que ha habido a lo largo de todo el proceso» y ha tachado de «inaceptable» que «la prensa conozca antes que los propios afectados» el contenido.

El director general de transportes ha aclarado que las sanciones no implican que «ningún usuario utilice la plataforma de manera irregular ni que la empresa haga una actividad ilegal», sino que se ha incurrido en dos artículos de la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT). De hecho, ha destacado que sólo dos de los 15 conductores investigados han sido sancionados.

Por su parte, el responsable de la compañía ha afirmado que Blablacar tiene mecanismos para detectar si algún usuario de la plataforma actúa con ánimo de lucro, los cuales son los que se saltan la normativa de la plataforma, que «no es el caso», ha dicho, de los dos sancionados.

Votación
4 votos
Etiquetas
Transporte Comisión Europea Unión Europea Comunidad de Madrid Ministerio de Fomento
Comentarios