Una mariposa es capaz de migrar 4.000 kilómetros

La especie «Vanessa cardui» es un caso único, capaz de atravesar el Sáhara y de criar en la sabana


redacción 23/09/2016 05:00

Es frágil, muy frágil, como todas las mariposas. Pero su apariencia engaña, hasta el punto de convertirse en un caso único entre todos los insectos, porque hasta ahora nunca se había creído que un lepidóptero de escasos centímetros y tenues alas fuese capaz de resistir una migración de 4.000 kilómetros y soportar temperaturas extremas. La Vanessa cardui es un animal sorprendente que cada año realiza un viaje de ida y vuelta entre Europa y África y del que hasta ahora se sabía que desaparecía en Europa en otoño y se pensaba que se establecía en el norte de África para pasar el invierno. Pero el seguimiento de la especie realizado por investigadores del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona, un centro mixto de CSIC y de la Universidad Pompeu Fabra, y de la Universidad de Harvard ha demostrado que puede llegar hasta la sabana tropical africana, donde cría. Es decir, que hace un viaje de 4.000 kilómetros. En esta travesía atraviesa montañas, el Mediterráneo y el desierto del Sáhara y es capaz de orientarse mientras vuela a gran altura. Se alimenta de una gran cantidad de plantas, entre ellos los cardos, a los que debe el nombre popular de cardera. 

Gerard Talavera y Roger Vila, los investigadores a cargo del estudio, pasaron un otoño entero recorriendo países como Senegal, Benín, Chad y Etiopía buscando ejemplares de esta especie. Durante esta expedición pudieron observar una migración masiva de miles de carderas en dirección sur en el Sahel. En Benín, en un solo campo en el cauce del río Níger, encontraron más de veinte mil ejemplares que salían de las crisálidas. Estas observaciones implican que el rango migratorio anual de la especie es el doble de lo que se creía hasta ahora.

«El caso de la migración de la Vanessa cardui es único entre todos los insectos. Es la especie de mariposa con una distribución más cosmopolita y realiza circuitos migratorios por todo el mundo que nos son prácticamente desconocidos. Sus habilidades dispersivas son impresionantes. Las migraciones entre África y Europa que ahora conocemos son solo la punta del iceberg de entre todas las migraciones que seguramente es capaz de hacer en otras partes del mundo», explica Talavera. 

Según Vila, «es un fenómeno conocido y bien estudiado que algunos pájaros migran entre Europa y África tropical. Ahora hemos podido demostrar que al menos una especie de mariposa, la cardera, también es capaz de hacer un viaje tan extremo. Para estudiarlas en África, a menudo cruzábamos el desierto del Sáhara en avión y recuerdo que, mirando la inmensidad de arena de miles de kilómetros cuadrados desde la ventanilla, pensaba que estábamos intentando demostrar algo prácticamente imposible».

Votación
1 votos
Etiquetas
CSIC
Comentarios