Imagen:

La campana Santa Bárbara vuelve a la Catedral tras dos décadas ausente

Es la pieza que faltaba en la torre sur tras la restauración reciente de todas las demás

santiago / la voz 23/09/2016 05:00

La torre de las Campanas ya se pude llamar por este nombre con total propiedad. Y es que todos los badajos de esta enorme espadaña ya están repicando con su sonido original, tras haber sido retirados hace un par de años para su restauración. La Iglesia acaba de incorporar la campana que faltaba en el conjunto de la torre, la Santa Bárbara o Prima Bárbara, que a diferencia de las demás llevaba 19 años ausente. La obra rehabilitadora del campanario se ha realizado en paralelo a los trabajos de reparación de la torre sur en la que se enclavan.

La restauración de las campanas ha requerido un trabajo que implicó a expertos, restauradores, canteros y campaneros. El resultado es que las campanas recuperaron su sonido propio y, con ello, los diferentes toques perdidos en las últimas décadas debido al deterioro de los elementos. Uno de los participantes en este proceso es Francesc Llop, uno de los mayores expertos del mundo en campanas. Llop estima que la recuperación de los sonidos de las campanas antiguas significa restablecer la sonoridad histórica de la ciudad.

La torre alberga un total de siete campanas grandes y otras tantas pequeñas. El pasado diciembre fueron devueltas al campanario, excepto la Prima Bárbara, que ya había sido desmontada en 1997 debido a que apareció alguna grieta en su estructura. En su lugar se colocó una réplica que acaba de ser desalojada para colgar la original (data de 1734) tras su arreglo. Esta tiene un peso de 670 kilos y un diámetro de 1,06 metros. No es la mayor. La reina del campanario es la Santiago, con un diámetro de 2,11 metros y un peso de 3.500 kilogramos.

Votación
4 votos
Etiquetas
Comentarios