Imagen:

El COB inicia en Burgos su fase más dura del calendario

García de Vitoria cita la ambición como clave ante rivales más curtidos


02/12/2016 13:44

Continúa el maratón de la LEB Oro para un COB que viaja a Burgos, con la misión de medirse a uno de los gallitos del torneo, a los que logró superar en la tabla clasificatoria. Será en el Plantío (21.00 horas), cansados, pero contentos. Es lo que tienen los buenos resultados.

Aún así, Gonzalo García de Vitoria sabe que sería peligroso echar las campanas al vuelo antes de tiempo: «Ha sido otra semana muy corta, hemos podido trabajar muy poquito, mucho menos de lo que nos gustaría, jugamos el martes y ya el miércoles entrenamos sin que los cuerpos estén muy preparados, a lo que sigue otra sesión el jueves y salir de viaje a las cuatro de la tarde. Muy poca preparación para medirnos a un rival con la plantilla que tiene el Burgos».

El técnico da por óptimo un cuarto puesto que refleja un buen trabajo de sus hombres, a pesar de la irregularidad propia de la bisoñez de muchos de ellos en la categoría, pero sí recuerda que la campaña todavía no ya llegado a su ecuador y que faltan adversarios como Burgos, Breogán o Palencia, un Lleida que califica de revelación o un Cáceres venido más: «Vamos a jugar contra equipos que están en la parte noble de la tabla, tres de ellos que aspiran a llegar muy lejos. A ver como somos capaces de reaccionar ante este tipo de rivales, cuando acabe la primera vuelta sí que podremos mirar la clasificación y mirar qué tal lo hemos hecho».

Habla el técnico vasco también de una LEB Oro que considera la «más igualada de la historia», de hecho, basta con observar una tabla clasificatoria en la que los nueve primeros clasificados están concentrados en el pañuelo de solo dos victorias, después de disputar las doce primeras jornadas. En ese escenario, un hombre con las tablas de Gonzalo en este entorno competitivo sabe que los mimbres de la estructura cobista no son suficientes para sacar pecho antes de tiempo: «Hay que ser cautos, no echar a volar la imaginación y respetar a cualquier rival, porque no tenemos una calidad tan grande como para ganar sin respetar. Para saber matar partidos hay que tener un poso que nosotros, a día de hoy, no lo tenemos. No me preocupa, porque no es un problema de falta de ambición ni de relajación».

Y de esa necesidad de ser ambiciosos en las próximas semanas versaron muchas de las motivaciones del cuadro técnico del conjunto ourensano en los últimos días. García de Vitoria y sus asistentes insistieron en la importancia de remachar esos encuentros que están de cara y de las ansias para mejorar individualmente con la mente puesta en hacerlo también en el plano colectivo y sacar adelante este tramo final de la primera vuelta contra equipos superiores: «Querer ganar, sin arrojar la toalla y pensando que es posible».

Tras el susto del golpe sufrido por Dmitry Flis, Gonzalo también recordó que una lesión puede ser muy costosa en una plantilla como la del COB, máxime si se une con una serie de malos resultados, nada descabellado ante rivales exigentes.

 

Sin secretos

Por último y centrándose en el rival, admitió que el partido le parece complicado: «Burgos es una de las plantillas largas de la competición. Con dos buenos bases, cuatro aleros importantes. Álex López que es de los importantes de esta Liga y tanto Barrera como Edu le dan un poso importante. Por dentro, dos cincos, uno Huskic, la sensación del año pasado, llamado a dar un salto más, mientras que Jorge y Javi Vega le dan una buena capacidad de tiro y su americano también aporta mucho. Todos ellos bien trabajados por Epi, que sabe muy bien lo que quiere con este equipo». Porque pocos secretos hay entre dos técnicos que ya coincidieron en la ciudad como asistentes y que conocen sus respectivos estilos. Cada uno con sus cartas.

Votación
1 votos
Etiquetas
COB LEB Oro Burgos Cáceres País Vasco Palencia Baloncesto
Comentarios