¿Y si quiero ir a Harvard?

ELLOS PUEDEN HACERLO El Chester College International de Teo les permite a sus alumnos hacer las pruebas de acceso a las principales universidades del mundo. Harvard no está tan lejos para ellos.

.

10/04/2017 11:26 h

Si quieres irte a estudiar a Harvard, a Maastricht o a cualquiera de esas universidades que has visto en las películas copadas de hermandades llenas de testosterona, tienes una opción. El Chester College International de Teo es un centro acreditado, y allí sus alumnos pueden hacer las pruebas de acceso para esos hervideros de talento que se reparten a lo largo y ancho del mundo. Resulta que eso que parece tan inalcanzable está al alcance de la mano para los estudiantes del Chester College, que tienen la opción de hacer la «selectividad internacional», por llamarle de alguna forma. La manera de preparar a sus alumnos para ella es que cursen su Bachillerato Internacional, que saquen una buena nota en el TOEFL (Test Of English as a Foreign Language) -una prueba estandarizada de dominio del idioma inglés estadounidense, orientada a hablantes no nativos- y hacer lo propio en los distintos AP (Advanced Placement) -exámenes especializados de determinadas asignaturas concretas y que cada universidad prioriza a la hora de aceptar a los aspirantes para cada carrera-. Aunque aquellos que cursan el Bachillerato convencional tienen también su propia opción: presentarse al SAT (Scolarship Aptitude Test) y completarlo con los AP que sean necesarios para los estudios que quieran hacer. En esto andan varios de los chicos que posan felices con la bandera americana detrás del pupitre. De izquierda a derecha, vemos a Mateo López, Antonio Araújo, Alejandra Amaro, Hafsa Salih y Julio Robles. El primero, Mateo, ya se ha inscrito en Maastricht y tiene muy claro lo que quiere estudiar: Derecho Internacional y Derecho Europeo. Claro que a sus 19 años, él ya está acostumbrado a vivir por ahí: «Pasé la mayor parte de mi vida fuera de España, sobre todo en África. Viví seis años en Marruecos, dos en Gabón y cinco en Bélgica. Ahora llevo otros cinco aquí y quiero aprovechar para irme a estudiar fuera». ¿Descartas del todo las universidades españolas?, le preguntamos: «En principio sí, porque no son lo que busco».

TÚ A TEO Y YO A ESCOCIA

Otra que quiere irse es Alejandra, que está en 1.º de Bachillerato y no ve el momento de saltar de su Vigo natal a Escocia. «Hay que tener las puertas abiertas. Yo quiero hacer las tres pruebas, especialmente los Advance, porque son niveles de inglés muy superiores. Es una manera de retarse. El año pasado hice el AP de Historia Universal y el de Lengua Española, y este año quiero hacer el de Cálculo, Física e Historia». Casi nada. Por mucho que haya que hacer, ella lo coge con ánimo. «Esto te permite estudiar fuera, porque las universidades lo valoran y, además, estas certificaciones equivalen a niveles universitarios. En España son además como un suplemento a la selectividad, y me aceptarían en casi todos los países del mundo», dice esta estudiante que quiere hacer Ingeniería Informática y Matemáticas, y que ya ha vivido varios años en Estados Unidos. Hafsa, que está interna en el centro, es de Marruecos y quiere estudiar en Barcelona, pero en una universidad americana. «Me gusta viajar y hablo cinco idiomas: inglés, español, árabe, bereber y francés». Los que no quieren irse ni entrar en universidades internacionales son Julio y Antonio. El primero va a ir por la vía de la selectividad: «Vine por el inglés, y mi intención es hacer también Ingeniería Informática. Prefiero quedarme para tener a la familia cerca». Más cerca aún la tendrá Antonio, que es de Teo y piensa matricularse en el Centro Superior de Hostelería de Santiago. Como Julio, fue al Chester porque quería mejorar su nivel de inglés. Con estos alumnos, que tiemblen los nativos.

Votación
2 votos
Comentarios