Un capricho único: unas zocas de 800 euros

Decoradas bajo inspiración de la estética pictórica del neerlandés Mondrian, las confeccionó el zoqueiro alfocense Alberto Geada

.

VIVEIRO / LA VOZ 08/04/2017 19:22 h

Por favor, no se asustenpor el precio porque realmente son una auténtica obra de arte. Decoradas bajo inspiración de la estética pictórica del neerlandés, las confeccionó el zoqueiro alfocense Alberto Geada y tres años después del especial pedido las estrenó su dueña, Amadora Roca, en el último Mercado de Primavera de Ferreira. ¿Quién dijo que lo tradicional no podía ser chic? ¡Ya lo ven!

Piet Mondrian fue un pintor vanguardista, fundador del neoplasticismo. En algunos de sus cuadros plasmó paisajes de su Holanda nativa (sigo leyendo Wikipedia) aunque fue en París donde recibió la influencia cubista. Qué curioso su origen holandés, porque unas zocas especiales nos traen a YES.El zueco es un calzado tradicional de esa región. Ya saben. Desde aquí cual médium (no lo soy, que conste) le digo a Mondrian que una famosa obra suya, Composition with yellow, blue and red (traduzco: Composición con amarillo, azul y rojo), decora una creación del zoqueiro alfocense Alberto Geada y esa joya en madera ya luce en los pies de Amadora Roca (Caracas, 1973). Número 39. Ella, arquitecta de A Coruña, de padres de Ortigueira, las encargó. El estreno, en el último Mercado de Primavera de Ferreira. ¿Si causó sensación? Ni se pregunta...

La pregunta del millón

Lo que sí me veo obligada a preguntar como periodista es... ¿cuánto valen esas zocas de Mondrian, únicas en el mundo, aseguraría? Geada es el que me responde: «Entre 700 y 800 euros». No hay palabras. Bueno, sí las hay, y de elogio al ver el resultado tres años después del pedido y un trabajo intermitente, desde que como gallego que es él le respondiera con una pregunta cuando ella se fijó en unas que creó de tacón y plataforma y que hizo desfilar en Cibeles: «‘¿De verdad quieres unas zocas de esas? Era una pasarela de unos 200 metros y las modelos se las sacaban al terminar’. ‘Yo, si las quiero, es para salir toda la noche con ellas’, le dije. Él pensó: ‘A ver cómo hago para que sean cómodas’. Las mías las he tenido puestas unas 10 u 11 horas. Así empezó la evolución del diseño de la pieza. Tenía claro que las quería con el estampado de Mondrian, porque me gustan sus cuadros y los colores primarios», explica Amadora. «Como tampoco vivo allí, fue un proceso de pruebas», señala. «Algunas veces colaboramos en el diseño y en el dibujo, pero el mérito -subraya-, es suyo. ¡Y estoy encantada!».

.

Amadora, ¿cómo se ve el mundo desde unas zocas así? Tengo curiosidad por saberlo. También teniendo en cuenta que el tacón mide 10 centímetros. «Al principio, sentí un poco de vértigo -contesta- porque la sensación no es la misma que en un zapato. Yo tengo calzado con la suela de madera, pero no tienes percepción del suelo como cuando vas en goma o suela. En este caso, la sensación al caminar es diferente, pero no hay sensación de perder el equilibrio. El tema era que no me fallara el tobillo, pero enseguida me acostumbré... desde la primera hora. ¡Hasta bailé con ellas! Ahora estoy pensando cuándo es el siguiente día en el que vuelva a ponerlas».

Para que sus pies no dijeran ¡ay!, Geada recurrió a la innovación, tal y como explica él: «No tema da protección colaborou comigo Zoclos de Sigüeiro. Fixemos un traballo conxunto no borde de coiro branco da zoca. E metín media plantilla flexible de amortiguación para que lle permitira mover o pé con bastante flexibilidade». «O meu obxectivo era que ela poidera camiñar con elas sen problema e creo que o conseguín. O máis complicado é adaptar unha zoca de pasarela ao mundo real», dice.

Su modelo, además, armoniza con un outfit moderno. «Me gusta mucho de esta pieza -dice ella- la unión de la tradición de la zoca con un diseño actualizado. Realmente creo que va más con ropa contemporánea, incluso me las pongo con la ropa de hoy en día. No es como otro tipo de zoca que pide vestido tradicional. Yo creo que estas son de actualidad. Coincide además que, aunque hace tres años desde que empezó todo este asunto, ahora se llevan estos colores. Yo no sigo a bloggers, siempre fui a mi estilo. Pero ves la película La la land que sigue esa estética en la ropa y también la veo mucho en los escaparates. El unicolor». A este paso, veo a Amadora de influencer y sus zocas un must have. A ver si va a ponerlas de moda, le comento. «Nunca se sabe», piensa. Ella también crea. Es fiel seguidora del DIY (Do It Yourself o «Hazlo tú mismo») y del reciclaje a la hora de confeccionar complementos para ella y quien los desee. De hecho, tiene firma propia, Atrévete by Amadora Roca: «Yo tenía pensado hacerme un collar con el cubo de Rubik, que vuelve a estar de moda, y coincide con esa estética».

¿Otro pedido en mente?: «Cuando estrené estas estaba superencantada con ellas y pensé, igual me hago otras, aunque no a corto plazo». De pequeña, vivió en Os Ancares. Llevaba madreñas, corría y jugaba al escondite con ellas: «¡Era Heidi total!». Hoy es una Heidi muy chic.

Votación
3 votos
Comentarios