Llega el crowdfunding a los viajes de novios

¡VIAJEN LOS NOVIOS! Para no acabar con cinco vajillas, siete cuberterías y, de paso, evitar poner el número de cuenta en las invitaciones de boda, se impone la financiación colectiva con Trawel: Los invitados cooperan para pagar la luna de miel

.

01/04/2017 17:59 h

María Alonso y Joaquín Vega (Kincho) se casan el próximo 1 de julio. La suya no será una boda al uso. Por ejemplo, han organizado su luna de miel a Japón a través del crowdfunding o financiación colectiva. Como cualquier pareja, el día que contaron a los suyos que finalmente habían decidido dar el paso de casarse, muchos de sus familiares y amigos empezaron a preguntarles qué les apetecía de regalo. Lo habitual. El caso es que, «después de once años juntos, no necesitamos prácticamente nada», explica María. Con la casa puesta, el concepto «lista de boda» está de más. ¿Para qué quieres que tu colega de siempre te regale un octavo de lavadora si ya tienes una que funciona estupendamente? Pero el sentido común recomendaba no dejar el tema al albur. Más que nada, para no acabar con cinco cuberterías, diez marcos de plata y cuatro vajillas a las que darán salida difícilmente. Amén de encontrar el sitio donde guardarlas. «Comentamos que nos íbamos a Japón y nos empezaron a decir que preferían ayudarnos a pagar el viaje», dice Kincho. La idea sonaba bien, pero María y Kincho tenían clarísimo que no iban a poner el número de cuenta bancaria en la invitación. «Reconocemos que es muy cómodo, sin embargo, a nosotros no nos apetecía utilizar ese sistema». Y así fue como acabaron recurriendo a Trawel, una plataforma online que facilita al invitado a una boda el poder regalar una parte de la luna de miel a los novios.

ADIÓS AL SOBRE DE DINERO

Se acabó el sobre de dinero o el número de cuenta en la invitación. El crowdfunding ha llegado a los viajes de novios a través de Trawel, una idea que ha nacido en A Coruña de la mano de tres amigos, Gerardo Vázquez, Miguel Rivera y Óscar Regal. Los dos primeros, ingenieros; el tercero, agente de viajes. A través de su plataforma, los invitados pueden aportar la cantidad que deseen para el viaje de novios. Los novios pueden ver quién les ha hecho un regalo y agradecérselo. Además pueden configurar un perfil sobre su boda para darles información acerca del evento.

El proyecto aprovecha lo mejor de ambos mundos, el tradicional y el online: el servicio especializado del profesional de los viajes junto con la mejor manera de recaudar ese dinero que falta a través de Internet. Los creadores de esta startup la definen como la manera más fácil de que te regalen la luna de miel que siempre has soñado.

En el sector, la acogida ha sido buena. «Ya tenemos unas treinta agencias de viajes repartidas por toda la geografía española que se han adherido a Trawel», afirma Gerardo Vázquez.

¿Qué ventaja puede suponerles a los profesionales del ramo el ofrecer este servicio a sus clientes? Puede ser una ventaja competitiva, un aliciente de venta o el paso definitivo para que esos novios que ya han ido a pedir precio a la agencia pero siguen dándole vueltas al presupuesto, acaben contratando el viaje con su operador. «Ofrece a tus clientes algo más que la luna de miel. Ofréceles la manera de financiarla», reza la campaña de márketing de Trawel enfocada para los agentes de viaje. Los promotores del proyecto abundan en la idea: «El 99 % de las parejas se van de luna de miel tras casarse. Nosotros queríamos cambiar el paradigma del número de cuenta en la invitación. Queríamos dar una opción más», apunta Miguel.

Solo han pasado unos meses desde su puesta en marcha y la idea ha calado en unas cuantas parejas. Para Kincho, que surgiera un proyecto así «era una necesidad. Trawel te lo pone muy fácil. Ayuda a tus invitados a saber qué regalarte. A todos los que se lo decimos les parece una buena idea. El sistema les ha encantado».

A la hora de bautizar el proyecto, Gerardo, Miguel y Óscar jugaron con la traducción de la palabra viaje al inglés -travel- y la mezclaron con la uve doble de bodas -wedding- y nosotros -we-. El sistema de las lunas de miel organizadas con crowdfunding tiene el mérito de haber conseguido que estos dos mundos, el analógico y el online, a menudo alejados en sus planteamientos, se den la mano para establecer una joint venture provechosa en materia de lunas de miel. El tradicional y experimentado consejo del agente de viajes, ese que sabe cómo sacarte de un apuro cuando te cancelan un vuelo, y el de las ventajas de la red. Además, los novios podrán tener un espacio web donde se recoja cómo van las cuentas, los detalles del evento y hasta las fotografías de la boda una vez celebrada.

Votación
15 votos
Comentarios