Imagen:

Ofiuco nos ha cambiado el horóscopo

¿DISPUESTO A CAMBIAR DE SIGNO? Si consultas el zodíaco debes saber que lo más probable es que vivas en un engaño. No porque la astrología no tenga nada de ciencia, sino porque durante 2.000 años ha ocultado un signo. ¡Manifiéstate, Ofiuco!, deja de ser la constelación proscrita del horóscopo.


Tantos años mirando de reojo las previsiones que anunciaba Sagitario en las revistas para descubrir al final que el arquero no tiene nada que ver con ella. Lola López no cree mucho en esto del horóscopo, pero el descubrimiento la ha sorprendido: «Levo trinta anos sendo Saxitario… xa lle collera cariño!», bromea.

Ella nació el 10 de diciembre de 1986. A esas alturas del año el fondo de estrellas que podía verse desde su Negreira natal era el de otra constelación: Ofiuco. Los griegos y los babilonios ya tenían constancia de ella pero prefirieron dejarla a un lado. Tenían sus motivos. Dividir la esfera celeste en 12 partes iguales dejaba un reparto más redondo. Además, coincidían con los meses del año y no daba un número tan supersticioso como el 13. La astrología atribuye un signo a cada una de las constelaciones por las que pasa el Sol en su aparente recorrido anual por los cielos (la que gira es la Tierra, alrededor del astro). Cada una se suele identificar con una figura inspirada en el trazado resultante de unir la agrupación arbitral de estrellas que la forman. Pues bien, durante los 365 días que dura el año, el Sol no pasa por 12 constelaciones, como reza la astrología, sino por 13, como mide la astronomía. La NASA lo acaba de explicar en uno de sus últimos tuits: «Nosotros no hemos cambiado los signos del zodíaco, solamente hemos hecho matemáticas».

 

RECONOCIDO DESDE 1930

Todos los años, cada 30 de noviembre, el Sol entra en Ofiuco y sale para apuntar hacia Sagitario el 18 de diciembre. «Si tomamos el signo de una persona como la constelación en la que está el Sol en el momento del nacimiento, no solo está mal Ofiuco, prácticamente todos los signos zodiacales no coinciden con la realidad del cielo. Si has leído alguna vez tu horóscopo, hay muchas posibilidades de que no estuvieras leyendo tu verdadero signo», apunta el astrónomo Borja Tosar.

¿Por qué la tomaron con Ofiuco? ¿Por qué la astrología obvió a esta y no a otra constelación? Para los que odien al reptil, hay que recordar que el emblema de las serpientes cruzadas representa a la profesión médica. La Unión Astronómica Internacional reconoce a Ofiuco desde 1930. Es una de las 88 constelaciones descritas. En 1995, Jacqueline Mitton, de la Real Sociedad de Astronomía británica, la incluyó en la lista de los signos en una serie de divulgación de la BBC. Sin embargo, los astrólogos siguen dándole la espalda. «Los astrónomos tenemos muy presente a Ofiuco, es una constelación enorme entre Sagitario y Escorpio, especialmente en verano, cuando mejor se ve. La astrología sí parece olvidarse de ella, pero astronomía y astrología tienen poco que ver. La primera es la ciencia que estudia el universo, la segunda, una superstición que intenta determinar la personalidad o destino de una persona por la influencia de unas estrellas que están más allá del sistema solar», explica Tosar. «Eu creo que seguirei dicindo que son Saxitario», reconoce Lola. Aun con ciencia, a ver quién se desprende de su viejo signo. «En la cultura popular hay más información sobre astrología que sobre astronomía. Es una pena que una vieja creencia siga vigente en los medios», lamenta Tosar.

 

CARACTERÍSTICAS DEL SIGNO

¿Pero cómo son los nacidos bajo este signo de agua? Según la astrología disfrutan siendo los números uno, son orgullosos hasta la extravagancia, intuitivos y piensan con el corazón. También presentan ciertas dificultades para la monogamia, aunque pueden ser celosos, rechazan la rutina y son imanes humanos con un gran carisma. Tienden a defenderse más que a atacar y pueden ser algo reservados. Después del impacto inicial, Lola empieza a interesarse. «Son bastante escéptica pero… benvido sexas Ofiuco!», exclama. Este 10 de diciembre estrena década y también nuevo signo.

ASÍ CAMBIAN LOS SIGNOS CON LA INCORPORACIÓN DE OFIUCO

OFIUCO: Es el signo de los nacidos entre el 30 de noviembre y el 17 de diciembre

SAGITARIO: Del 18 de diciembre al 19 de enero

CAPRICORNIO: Del 20 de enero al 15 de febrero

ACUARIO: Del 16 de febrero al 11 de marzo

PISCIS: Del 12 de marzo al 20 de abril

ARIES: Del 21 de abril al 13 de mayo

TAURO: Del 14 de mayo al 19 de junio

GÉMINIS: Del 20 de junio al 20 de julio

CÁNCER: Del 21 de julio al 9 de agosto

LEO: Del 10 de agosto al 14 de septiembre

VIRGO: del 15 de septiembre al 31 de octubre

LIBRA: Del 1 al 21 de noviembre

ESCORPIO: Del 22 al 29 de noviembre

 

Votación
12 votos
Etiquetas
Luís Tosar Astronomía Ciencia Tierra NASA Real Sociedad
Comentarios