Tú también tienes la fiebre amarilla

Si hoy te cruzas por la calle con más de cuatro personas con esta biker amarilla de Zara, no es que estés sufriendo alucinaciones. Es que esta cazadora es viral. No es la primera vez que ocurre. Antes fue el bolso shopper de Olivia Palermo, la bufamanta, la falda papiro o la chaqueta con bordados.

.

No son prendas que estén especialmente de moda. Pero, casi sin pestañear, se convierten en virales. Ya lo decía Antonio Lobato: «Si pestañeas, te lo vas a perder». Pasó con el bolso shopper que llevó hasta la mismísima Olivia Palermo. Zara se cansó de reeditar este complemento en todos los tamaños y colores posibles. Ocurrió antes con la bufamanta, con la que seguro muchos todavía tienen pesadillas. Con la falda papiro, una falda pantalón que arrasó el verano del 2013. Y se vivió una fiebre parecida a la amarilla el año pasado. Todo por una chaqueta blanca con bordados que las tiendas chinas se cansaron de clonar en una dudosa calidad. El nuevo año trae nuevo best seller en los almacenes del gigante de la moda y el diseño. Del que seguro has oído y leído mucho estas semanas. Y, como no, visto en la calle. La famosa biker de polipiel color amarillo de 39,95 euros es todo un fenómeno.

EL ÉXITO ES SU COLOR

«Trabajo en una óptica y, cada día, como mínimo entran en la tienda cuatro o cinco chicas con la famosa cazadora amarilla», asegura Marta Caneda, gallega, estudiante de diseño y que posa en esta página con la famosa chaqueta. Le preguntamos a Marta y a sus amigas, Talía y Ana, futuras diseñadoras por qué gusta tanto esta chaqueta. «Creo que está causando furor porque Zara ha sabido darle el toque divertido de color a una biker clásica que siempre se ve en negro. Además, ¡sienta muy bien!», asegura Talía. «Quizá si la hubiesen fabricado en piel ahora mismo no estaríamos hablando de la fiebre amarilla», apunta Marta. «A veces es un simple detalle lo que hace que una prenda tenga éxito. En este caso la biker tiene un corte muy bonito que sienta muy bien y que creo que le favorece a todo el mundo. Creo que por eso está arrasando! », cuenta Ana. Será lo que sea, pero la verdad es que más de un curioso se paró a hacerle una foto con el móvil a Marta, Ana y Talía mientras posaban con las chaquetas amarillas.

Es fácil pensar que cualquier prenda puede convertirse en un best seller teniendo en cuenta que Zara es la marca preferida de instagramers y blogueras, y que cualquier novedad corre a la velocidad de la luz por internet. En el caso de la chaqueta amarilla, todo lo que gira a su alrededor es un éxito. En Facebook, el grupo «Víctimas de la chaqueta amarilla de Zara» tiene más de 8.100 seguidores y sigue los pasos, con humor, de todas las poseedoras de la codiciada prenda. En Murcia y en Roma. Una prenda a la que este grupo se refiere con el nombre del fundador de Inditex. En Instagram, la cuenta más famosa es @yellowjacketofficial, una idea de una asturiana que vio un filón en esta chupa después de comprarse la suya.

Lo mejor de todo es que estos hits se cotizan al alza. Que me lo digan a mí que vendí en un suspiro un famoso abrigo negro con cremalleras y solapas de piel de la colección del 2013. Casi, literalmente, me lo quitaron de las manos. Porque el poder de atracción de estas prendas fetiches, que se reproducen hasta aburrir, es más del que pensamos. En Chicfy, hay usuarias que ya revendieron la famosa chaqueta por más del doble de su precio. En tallas que todavía se pueden encontrar en la web de Zara por 39,95 euros. Quizá las que la compraron en ese momento tenían miedo a que se volviese a reponer.

Votación
4 votos
Comentarios