Beyoncé se muere por los bolsos «made in Galicia»

La diseñadora Carla López y su socia Emilia Arzúa han pasado en unos meses de tener una firma desconocida a estar en boca de todos. Y la culpa la tiene una imagen en Instagram de la diva del pop con una de sus creaciones


22/08/2015 19:06 h

¿Qué tiene el diseño gallego que tanto gusta a las estrellas internacionales? Si hace un año era Lady Gaga la que le encargaba vestidos a la cambadesa Eva Soto, ahora es Beyoncé la que pone el foco en Galicia. De la noche a la mañana, la marca Carla López pasaba de ser una desconocida para las masas a estar en boca de todos. ¿La culpa? Una simple foto en el Instagram de la diva del pop con un bolso de la firma de la propia Carla López (As Pontes, 1989 -derecha-) y su socia Emilia Arzúa (Ferrol, 1983 -izquierda-). Aunque al principio creyeron que era una broma, lo cierto es que su estilista contactó con ellas a través de Instagram después de ver sus diseños y se llevó tres de sus creaciones para la cantante. Eso sí, pasaron dos meses hasta que estrenó el del ciervo en blanco. «Esa semana fue una locura», explican las jóvenes.

Una locura que no había hecho más que empezar. Pocas semanas después del «huracán Beyoncé», las gallegas se hacían con dos nominaciones en los prestigiosos Independent Handbag Designer Awards. Y el viaje a Nueva York, donde se celebraba la gala, no fue en balde, ya que Carla y Emilia, a pesar de los nervios, se volvieron con el premio The Most Irresistible Make up Bag. «Fue genial compartir ese momento con diseñadores que están pasando por las mismas dificultades que tú para darse a conocer», asegura Emilia.

Una foto publicada por Beyoncé (@beyonce) el

A pesar de las recientes conquistas, el éxito no es flor de un día. Arrancaron con la firma en el 2012, después de que Carla presentara su proyecto de final de carrera en la Semana Internacional de la Moda de Madrid y de que Emilia terminara un contrato en el departamento de comunicación de una marca de lujo. Aunque no se conocían, una amiga en común las puso en contacto. «Después de un café ya teníamos claro lo que íbamos a hacer y cómo queríamos hacerlo», afirma Emilia. «Éramos conscientes de que habría dificultades, pero cuando confías en lo que haces y trabajas para conseguirlo, lo que da vértigo es no intentarlo», admite Carla.

Y se lanzaron ellas dos solas, y sin horarios («el trabajo nunca falta, pero las risas tampoco»), a diseñar bolsos. Con el objetivo de que estén más cerca del arte que de la moda, Carla cuenta que para ella este complemento «es el lienzo perfecto, con libertad para crear y experimentar con diferentes materiales». «No tiene talla y le sienta bien a cualquier mujer», apostilla Emilia, que explica que su compañera de fatigas ni se sienta a diseñar ni a inspirarse ojeando revistas, ya que su punto de partida es «una combinación entre el gusto de lo surrealista, lo impactante y lo sutil». Y todo sin salir de casa. «Trabajamos con artesanos y proveedores nacionales y buscamos cercanía y calidad. Para nuestra forma de trabajar, Galicia es perfecta», asegura Carla.

Así nació su primera colección, con los animales como eje central ya que, tal y como admite Carla, «los contrastes es lo que le da sentido y harmonía al conjunto». A falta de tienda física en Galicia, para hacernos con uno, y darnos un capricho (su precio supera los 275 euros), hay que ir a su web. Y la segunda hornada ya está en camino. «Son modelos totalmente diferentes, pero con la misma idea de ofrecer algo más que un bolso. La primera fue de presentación, con la segunda arriesgamos más», afirma Emilia. Y avisan: sus nuevos bolsos no pasarán inadvertidos. Seguro que Beyoncé estará atenta.

Votación
21 votos
Comentarios