Vigo es la urbe española con más ciudadanos expuestos al ruido

Navia, Gran Vía y las entradas a la AP-9 y Castrelos son los puntos negros

.

vigo / la voz 30/04/2017 18:54 h

Teresa Escobar, hija del fundador de Calzados Escobar, sabe bien lo que es trabajar con la puerta abierta en la Gran Vía, dando la bienvenida a los decibelios alocados desde hace casi 40 años. «Es insoportable», afirma. La tienda es un clásico de la ciudad que se fundó en 1906 y está en Gran Vía desde 1979. «Tengo aquí el teléfono y me tengo que ir al almacén para hablar porque no escucho nada», advierte. Carmen, empleada en el establecimiento desde su apertura, da fe de los niveles que aguantan: «No te queda otra que habituarte», resume.

Esta semana, Vigo fue noticia a nivel nacional al aparecer en encabezando uno de esos ránkings en los que no apetece estar. El 26 de abril se celebra el Día Internacional de concienciación sobre el ruido y la ciudad olívica es señalada en el último estudio que el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente envió a la Comisión Europea como la más ruidosa del país entre las urbes de más de 100.000 habitantes, señalando como causas principales su carácter industrial y portuario, su orografía en pendiente y sobre todo, el tráfico rodado, que representa más del 85 % de la carga sónica. En el mismo informe se destaca que en España, más de nueve millones de personas conviven con niveles que superan los 65 decibelios diurnos.

Pero los datos son porcentuales. El Concello de Vigo es, proporcionalmente, la aglomeración urbana más ruidosa de España. Por densidad de población, el 53,6 % de los ciudadanos están expuestos a un nivel de ruido superior a los 65 decibelios máximos recomendados por la OMS en lo referente al día y el 71 % respecto a la recomendación nocturna, que es de 55 dB.

No es la primera vez que Vigo aparece destacada en esta clasificación, pero según los especialistas, no es del todo real. «Decir que Vigo es la ciudad más ruidosa de España es muy fácil, pero no es cierto. Es imposible. Como se trata de datos estadísticos, todo depende del parámetro que escojas. Lo que pasa es que por su orografía y porque los puntos más ruidosos están muy cercanos a los enclaves donde vive más gente», aclara el ingeniero de Telecomunicaciones Cástor Rodríguez, uno de los socios de la empresa de ingeniería acústica Sonen, que elabora los mapas de ruido del Ayuntamiento vigués desde que se puso en marcha el plan para su reducción.

El experto indica que lo que sí es verdad es que es una de las ciudades españolas cuya exposición al ruido es mayor, pero no es la más ruidosa en números absolutos. El matiz es diferente. «La densidad de población en puntos muy ruidosos perturba la estadística. En Madrid hay más ruido que en Vigo, pero está distribuido de otra manera y no le afecta porcentualmente del mismo modo a la población expuesta», manifiesta. La tipología de la ciudad y cómo ha crecido explica la existencia de puntos negros. Señala la entrada de la AP-9, tanto por García Barbón como por Lepanto, que los conductores usan ya como rampa de aceleración. También la colmena de Navia. «Este nuevo barrio alberga muchísima gente afectada por un vial de forma flagrante. También en entorno de Castrelos, aunque el parque es un oasis que actúa como efectivísima barrera donde reina el silencio. La Gran Vía es otra de las zonas de sonido extremo. Lo saben bien vecinos y comerciantes de un vial denso en tráfico.

Votación
5 votos
Comentarios