Freire sortea la crisis del sector trabajando en tres barcos a la vez

El astillero proporciona empleo a 400 personas y tiene carga de trabajo para 2 años

$tituloImg.$pieImg

vigo / la voz 21/03/2017 12:41 h

El calendario de Construcciones Navales Freire demuestra que para el astillero, uno de los que más contratos tiene en cartera, la crisis del sector es historia. A punto de empezar a cortar chapa para uno de los dos pesqueros congeladores contratados por sendas armadoras groenlandesas (el segundo arrancará a continuación), trabaja en otras dos construcciones: el buque escuela de Indonesia (Bima Suci) y el oceanográfico encargado a finales del 2016 por Arabia Saudí.

Fuentes de la empresa confirman que tienen carga de trabajo garantizada para al menos dos años, a la que hay que añadir la que proporcionan las reparaciones, un negocio complementario, que les ha permitido hacer caja en momentos delicados. En este apartado trabajan estos días en labores de mejora y mantenimiento del atunero Montelape, propiedad del grupo Calvo. Tienen también un encargo de la naviera Nosa Terra para renovar los equipos contra incendios de cuatro remolcadores.

En total, están trabajando en el astillero unas 400 personas, la mayoría de ellas de distintas empresas auxiliares, ya que la plantilla de la factoría no supera los 55 empleados.

Por otra parte, Freire tiene previsto realizar mañana la entrega del BAP Carrasco, el oceanográfico encargado por el Gobierno de Perú, a cuya botadura asistió en mayo del pasado año el presidente Ollanta Humala. Las devastadoras inundaciones que sufre el país han obligado a cancelar el viaje que en esta ocasión pensaba realizar una delegación gubernamental encabezada por el ministro de Defensa. El BAP Carrasco, de 95 metros de eslora y 18 de manga, es una base de investigación científica con casco reforzado para trabajar en zonas polares ya que, entre otros cometidos, servirá de apoyo logístico para exploraciones en la Antártida. Cuenta con capacidad para albergar a medio centenar de tripulantes y hasta 60 investigadores. Presupuestado en 79,2 millones de euros, es el barco más moderno de su clase que operará en el Pacífico.

El siguiente en partir del astillero será el Bima Suci, cuya entrega está prevista para julio. La instalación de los tres grandes mástiles del buque escuela indonesio obligó a trasladarlo al muelle de reparaciones de Bouzas, ya que el espacio permite una mayor operatividad de las grúas. Regresará al astillero en un plazo de 10 días para colocar las velas (la superficie vélica superará los 3.300 metros cuadrados) y rematar la habilitación.

El Bima Suci es el mayor buque escuela construido en la ría de Vigo. Tiene 111 metros de eslora y cuenta con capacidad para una tripulación de 200 personas, 120 de ellas cadetes en instrucción. El coste supera los 70 millones de euros.

El oceanográfico que se adjudicó a finales del pasado año para un centro tecnológico de Arabia Saudí y para el que ya está cortando chapa, será muy similar al que construyeron para Qatar University en el 2011. Tendrá una eslora de 43 metros y operará en aguas del golfo Pérsico y el mar Rojo.

Fuentes de la empresa aseguran que este mes empezarán también a cortar chapa para el primero de los dos arrastreros congeladores para Groenlandia. Se trata de sendos pesqueros idénticos para las armadoras Qajaq Trawl y Polar Seafood Greenland diseñados por la oficina técnica Rolls Royce Marine de Noruega. Tendrán 80 metros de eslora y su casco estará reforzado para faenar en las heladas aguas árticas. Estarán destinados a la pesca de gambas. El plazo de entrega será de 24 y 30 meses, respectivamente. Freire negocia un tercer pesquero para el mismo país.

Votación
1 votos
Comentarios